Un total de 69 internos del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de la Zona Franca de Barcelona se han declarado este domingo en huelga de hambre y se han concentrado en el patio del centro para exigir que se les ponga en libertad, han confirmado fuentes policiales.

Los internos se han negado a comer y también a cenar y además se han concentrado en el patio como muestras de protesta por su estancia en estas instalaciones, donde personas en situación irregular esperan hasta 60 días para ser expulsadas de España. Las mismas fuentes han señalado que los internos, casi todos argelinos, que se han declarado en huelga de hambre están “tranquilos” y que, hasta el momento, no se ha producido ningún tipo de incidente violento.

Esta nueva protesta se produce tan solo una semana después del motín que protagonizaron medio centenar de inmigrantes en el CIE de Aluche. Los internos también pedían “libertad” y “diginidad” y estuvieron más de doce horas atrincherados en la azotea del centro.

Esto sirivio para que eurodiputados de IU, Podemos, Equo, ICV y Alternativa Galega de Esquerda han pedido esta semana a la Comisión Europea (CE) que exija el cierre de todos los CIES de España. En una carta, los eurodiputados han “alertado” de las condiciones en las que se encuentran los inmigrantes internos en estos centros y han instado a la Comisión a intervenir y llevar a cabo una inspección de los mismos, para proceder a su cierre.

NOTICIAS

Estonia, de miseria comunista a meca tecnológica de Europa

Cuando, en 1991, Estonia se convirtió en un país independiente, sus líderes políticos visualizaron el futuro en algo tan abstracto como la codificación y...
Valora este artículo

No hay comentarios

Deja un comentario