Amazon, Google y Microsoft luchan por la nube

Amazon, Microsoft y Google colisionan en un nuevo campo de batalla: el cloud computing. La provisión a empresas de servicios informáticos accesibles vía Internet, en un modelo de pago por uso, se ha convertido en uno los motores de crecimiento de estos gigantes tecnológicos.

Amazon, a través Amazon Web Services (AWS), y Microsoft son los líderes mundiales del cloud computing. Los analistas estiman que en 2015 sumaron unos ingresos en la nube superiores a los 18.000 millones de dólares.

Google, que no desglosa las cifras de este negocio, no tuvo la visión de Amazon para detectar la oportunidad que suponía rentabilizar su plataforma alquilando a las empresas capacidad informática. Entró más tarde en este mercado y ahora va un paso por detrás de sus competidores. Sin embargo, tras el fichaje de Diane Greene ha lanzado una ofensiva comercial que le está permitiendo sumar clientes. El contrato más sonado ha sido el que ha logrado con su gran competidor Apple, que utilizará la nube de Google para alojar parte de los datos que guardan los usuarios en su servicio iCloud. Hasta ahora, Apple utilizaba las nubes de Amazon y la de Microsoft.

Morgan Stanley calcula que Apple se gasta anualmente 1.000 millones de dólares en el cloud de Amazon. Apple está construyendo sus propios centros de datos -en febrero anunció una inversión de 3.900 millones de dólares- para depender en menor medida de proveedores externos.

Urs Hözle, ejecutivo de Google, afirmó recientemente que, en 2020, la compañía podría llegar a obtener más ingresos como proveedor en la nube que por la venta de publicidad. Esto representaría una gran transformación del negocio de Google, que genera casi el 90% de sus ingresos vía anuncios.

AWS cuenta con más de un millón de clientes en el mundo y unos ingresos anuales cercanos a los 10.000 millones de dólares. Deutsche Bank pronostica que podría facturar 16.000 millones de dólares en 2017, cifra que sustenta una valoración de este negocio de 160.000 millones de dólares. En el caso de Microsoft, su plataforma cloud Azure es un pilar en la reconversión de la compañía. Satya Nadella, impulsor de este cambio, prevé que el cloud genere 20.000 millones de dólares de ingresos en 2020.

[td_block_11 custom_title=”MÁS DE ECONOMÍA” header_color=”#bcb000″ category_id=”11″ limit=”2″]
Amazon, Google y Microsoft luchan por la nube
Valora este artículo

Deja un comentario