Estos días con la nueva reforma para liberalizar la actividad portuaria, los grupos de presión de turno están calentando motores. Primero habría que ver en qué se queda finalmente la reforma para abrir el mercado de carga y descarga en los puertos porque dudo mucho que un gobierno tan socialista como el que tenemos quiera verdaderamente abrazar el libre mercado. La reforma que tanto temen los estibadores que ya están en pie de huelga, seguro que no contemplará por ejemplo una completa devolución de los puertos a la sociedad civil y acabar con el actual monopolio aunque sea privado del servicio de carga y descarga. ¿Cómo? Mediante la opción por ejemplo de transformar a todos los puertos en cooperativas de los propios trabajadores o mediante conversión de empresas con acciones dándoles a los trabajadores un paquete accionarial y al resto de ciudadanos que estén interesados en ello. Y lo mismo se aplica en el caso del propio servicio de carga y descarga que afecta a los propios estibadores. Tener un monopolio sea privado o estatal en la práctica significa un mercado cerrado a cal y canto. Es decir, ninguna otra empresa, grande o pequeña puede entrar a competir, a ofrecer mejores condiciones a los propios estibadores y un servicio más competitivo, de mejor calidad y a menos precio para los productos de exportación e importación.

Ahora que todavía no han iniciado la huelga, les recomendaría a los estibadores que exijan al gobierno una reforma en clave libertaria que les permita a los propios trabajadores a ser cooperativistas o empresarios en un mercado de carga y descarga de mercancías libre, abierto. De esta forma asegurarán realmente una sana competitividad que siempre trae consigo la mejora del servicio y unos precios competitivos. Y se beneficiarán todos los usuarios y clientes que de una forma u otra siempre asumimos parte del coste de las mercancías que manejan los estibadores con su trabajo. Pero quizás más importante incluso que la mejora del servicio y una oferta de puestos de trabajo más dinámica que producirá siempre también mejores condiciones laborales, los estibadores tendrían la oportunidad de actuar con ética y honradez.

Si por lo contrario, siguen la estela sindicalista y piden al gobierno que les mantenga en empresas monopolio por cortesía del Estado, entonces al menos que sepan que esto hacer el uso de la fuerza contra el resto, quienes nos vemos forzados por Hacienda a destinar gran parte de nuestro trabajo a costearles vía impuestos, altos precios en la mercancía y perdida de oportunidades al no permitir la apertura del sector de carga y descarga. Hasta donde yo sé en el mundo moderno, desarrollado en la sociedad civil las personas ponemos en marcha empresas, cooperativas y otro tipo de instituciones privadas cuyos servicios y trabajos  desde mineros, estibadores hasta vendedores de pan son de mejor calidad porque son más competitivos al estar anclados a la realidad y a las exigencias del mercado, y no al coto cerrado y a los privilegios políticos que deciden cerrar el mercado para una empresa concreta, sea directamente estatal o sea de los intereses cercanos al poder de turno.

Los estibadores deben demostrar que lo suyo no es otra huelga de vividores a expensas de millones de autónomos, pymes y trabajadores de la economía real que no tienen descanso, ni días de asuntos propios porque han de pagar al Estado miles de euros anuales sólo por poder trabajar en legalidad. Los estibadores deben demostrar primero que sus derechos no implican obligaciones a la fuerza para el resto de nosotros, ni perdida de oportunidades y entonces tendrán todo mi apoyo. Hasta entonces su causa será ilegítima y dañina para el conjunto de la sociedad.

Acerca de la autora: Roxana Nicula

Roxana Nicula es autónoma, de profesión jurista y traductora, actualmente desempeña el cargo de Presidenta de la Fundación para el Avance de la Libertad y de Secretaria General del Partido Libertario (P-LIB).

Roxana Nicula

España sigue cayendo en el Índice de Libertad Humana

Todos los años por estas fechas llega el momento de repasar el Índice anual de Libertad Humana. Para quienes no están familiarizados con este...

El Soon-silGate coreano

El mes de noviembre ha sacudido la política asiática con el mayor escándalo de corrupción que haya enfrentado Corea del Sur desde su independencia....

NOTICIAS

Estonia, de miseria comunista a meca tecnológica de Europa

Cuando, en 1991, Estonia se convirtió en un país independiente, sus líderes políticos visualizaron el futuro en algo tan abstracto como la codificación y...

Trump desatado: “He heredado un desastre”

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha ofrecido este jueves su segunda rueda de prensa desde que llegó a la Casa Blanca, una comparecencia...
Valora este artículo

No hay comentarios

Deja un comentario