Cocina japonesa: Berenjenas fritas y maceradas

La cocina japonesa es una de las grandes desconocidas en España pese a la enorme popularidad y proliferación de restaurantes japoneses en los últimos años. Demasiados centrados en unos pocos platos, a veces tan estrellas como estrellados, la cocina japonesa atesora un gran número de recetas deliciosas y sorprendentes.

En esta ocasión os traemos la receta que nos ha dejado el monje budista Kakuho Aoe, tras participar en una mesa redonda en Barcelona sobre la cocina Shōjin Ryōri de los templos budistas, cuyo ingrediente principal es una de las verduras más recurrentes en la cocina japonesa y con la que sentimos mayor familiaridad en nuestra cultura: las berenjenas. Kakuho Aoe es el fundador del primer restaurante “a oscuras” de Japón, Kurayami Gohan, en el que sirve comida monacal tradicional en completa oscuridad con tal de ofrecer una experiencia sensorial única a sus clientes. Es el autor de libros como Otera Gohan (La  cocina  de  los  templos  budistas)  y  Hotoke  Gohan (La comida de Buda).

Ingredientes

  • 2 berenjenas
  • 200 ml de caldo de alga kombu o agua
  • 2 cdas. soperas de salsa de soja
  • 4 cdas. de  vino de arroz (mirin) o 2 cdas. de azúcar

Preparación

  1. Quitar la parte de arriba de la berenjena y apartarla. En la parte del corte, hacer con el cuchillo una marca de cruz. En el tronco de la berenjena, hacer unas diez marcas longitudinales con un cuchillo.
  2. Freír a unos 170ºC hasta que estén tiernos, removiendo bien las berenjenas.
  3. En una olla, mezclar el caldo, la salsa de soja y el mirin. Cuando empiece a hervir, bajar el fuego y añadir la berenjena frita. Cocer durante 5 minutos.
  4. Meter la olla en un recipiente (ej. madera) con agua fría para que se enfríe su contenido.
  5. Poner en un recipiente y dejarlo reposar un día en la nevera; luego, cortar la berenjena a rodajas y servir.
[td_block_11 custom_title=”NOTICIAS” header_color=”#ada700″ post_ids=”-9371″ limit=”2″]

Five Guys llega a España con un nuevo tipo de hamburgueserías

La empresa estadounidense Five Guys inaugurará su primer local en España antes de Navidades bajo la premisa de abrir mercado a un nuevo tipo de hamburguesería, a medio camino entre las cadenas de comida rápida y las más “gourmet” y con novedosas características como la cocina a la vista del cliente. Así lo explica su responsable en la Península Ibérica, Daniel Agromayor, quien recuerda que a este nicho de mercado se le llama en Estados Unidos “better burger” (“una hamburguesa mejor”).

Establecimientos sin congeladores, temporizadores ni microondas, pero con música rock a todo volumen. Carne 100 % de vacuno, vegetales frescos y patatas cortadas a mano cada mañana fritas en aceite de cacahuete. Ausencia de descuentos y menús, pero hasta quince ingredientes (“toppings”) gratis por hamburguesa. Éstas son algunas de las señas de identidad de Five Guys, una cadena que cumple ahora 30 años de vida, que ya cuenta con más de un millar de restaurantes entre Estados Unidos y Reino Unido y que este año llega por primera vez a Francia y España. En 2017 será el turno de Portugal, siguiendo un proceso de expansión por Europa en régimen de propiedad y no con franquicias gracias a la alianza entre la familia Murrell -creadora de la enseña- y el empresario que está detrás de The Phone House, el británico Charles Dunstone.

En España hay un gran auge de las hamburguesas y hay tendencias de consumo importantes, como que les gusta la comida más fresca y no procesada (…) Por eso pensamos que es el momento de que llegue Five Guys”, detalla Agromayor, quien destaca el éxito de la primera tienda abierta en Francia, con esperas de hasta dos horas en la fila para entrar.

El precio por hamburguesa estará entre los 5,50 y los 9,50 euros, dependiendo de si lleva uno o dos “filetes” -con más de 100 gramos de peso cada uno-, a lo que se suma el coste del refresco o los batidos de frutas. El precio le sitúa en un punto intermedio entre las grandes cadenas y las hamburgueserías “gourmet” que han ido surgiendo en los últimos años.

Con un estilo que recuerda mucho al del típico “burguer” estadounidense, Five Guys huye de finuras con el propósito de resaltar su “autenticidad”: sus hamburguesas tienen un aspecto incluso basto, son envueltas en papel de aluminio y se entregan en una bolsa de papel marrón. “Nosotros hacemos las hamburguesas como tú la cocinarías para tu madre. Cogemos la carne (picada), hacemos la bola, la aplastamos, la hacemos en la plancha, la colocamos en el pan y le ponemos los ingredientes que tú quieres. Igual no es la más bonita del mundo, pero es auténtica”, defiende Agromayor.

Otra peculiaridad pasa por la cocina, que es abierta, por lo que el cliente elige, paga y observa en directo cómo es elaborado el producto. Para “amenizar” la espera -entre 5 y 7 minutos-, ofrecen cacahuetes gratis a todo el que pase por la puerta.

A las peculiaridades de la cadena se suma su decisión de no invertir “ni un euro” en publicidad, una estrategia defendida por su fundador, Jerry Murrell, quien puso la primera piedra de la empresa en 1986 tras plantear a sus cuatro hijos que debían elegir entre estudiar o montar un negocio. “La compañía sigue siendo familiar, por eso no tenemos planes de expansión faraónicos. Vamos a ir paso a paso, abriremos en Gran Vía y si va bien creceremos en Madrid, Barcelona, Valencia, Málaga, Bilbao… La idea es crecer, pero somos humildes”, destaca Agromayor, quien hasta hace sólo unos meses era directivo de uno de los “gigantes” del sector: McDonald’s.

El dinero que no gastan en publicidad es “invertido en productos de calidad y mejorar las condiciones a los empleados”, según su responsable en la Península Ibérica, que apunta a que serán contratadas entre 70 y 80 personas para el primer local en Madrid, ubicado en la Gran Vía, de tres pisos y con cerca de 800 metros cuadrados. Más de una veintena de esos empleados serán españoles expatriados en el Reino Unido que ya trabajaban para Five Guys, y que ahora regresarán a su país para aplicar su experiencia.

Hasta la apertura falta todavía encontrar a algunos proveedores, un trabajo arduo según Agromayor debido a las exigencias de la compañía y el -de momento- reducido volumen de compras, lo que les llevará en primera instancia a contar con empresas extranjeras para abastecerse de carne y patatas.

[td_block_11 custom_title=”POLÍTICA” header_color=”#ada700″ category_id=”6″ limit=”2″]
[td_block_11 custom_title=”ECONOMÍA” header_color=”#ada700″ category_id=”11″ limit=”2″]

El queso más caro del mundo

Se trata de un queso, del que se ha dicho que es tan especial, que la estrella del tenis internacional Novak Djokovic compraba regularmente toda su producción para ofrecerlo en forma exclusiva en sus restaurantes. Las historias sobre Djokovic resultaron falsas, aunque no así las que tienen que ver con la calidad del queso en cuestión. Pero, ¿cuál es su secreto?

En la reserva natural de Zasavica, a unos 90 kilómetros al noreste de Belgrado -capital de Serbia-, está el hogar de un producto que se ha convertido en toda una sensación mundial, por los muchos rumores que circulan sobre sus atributos.

Abarcando un área de unos 18 kilómetros cuadrados, Zasavica era un territorio prácticamente desconocido hasta hace poco. Su nombre proviene del río que lo atraviesa. El lugar es perfecto para observar aves y en el verano los colores son tan vibrantes que parecen de otro mundo. Cuenta la historia que el ex primer ministro Slobodan Simic se enamoró de esta región tan pronto la vio, y con la ayuda de sus contactos políticos la transformó en una reserva natural en 1997.

Tres años más tarde, Simic acudió a una feria agrícola en el pueblo de Ruma y presenció cómo maltrataban a unos burros de los Balcanes, más pequeños que el resto de los de su especie y con una marca en el lomo en forma de cruz. No siendo útiles para la carga o el transporte, los animales eran golpeados y abandonados a su suerte. A Simic se le ocurrió la idea de rescatarlos y llevarlos a Zasavica. Hoy en día hay unos 180 de ellos.

Queso Pule - Zasavica - Queso de leche de burra - Burros de los balcanesEsos burros son la clave de este queso tan especial. Está hecho de su leche. Las hembras producen muy poca -unos 300 mililitros al día- pero es rica en vitaminas y minerales. Por eso es el más caro del mundo: una unidad del tamaño de un pastelito cuesta unos 55 dólares.

Desde tiempos ancestrales se cree que su consumo retrasa el proceso de envejecimiento, repotencia el sistema inmunológico y la virilidad. Supuestamente Cleopatra se bañaba en ella.

“Si tomas nuestra leche eres capaz de acostarte incluso con tu propia esposa”, bromea Simic, quien ha estado casado tres veces. A Simic se le ocurrió producir queso de leche de burros hace pocos años. “Él está lleno de ideas locas, pero siempre acierta”, dice Jovan Vukadinovic, gerente de la granja que han instalado en la zona como parte de un proyecto agrícola que aspira a ser autosustentable.

Nadie había producido antes queso con estos animales, por lo que se requirió un proceso experimental que dirigió Stevan Marinkovic, un experto en el desarrollo de productos lácteos. La leche de burro no tiene suficiente caseína -una proteína- para producir queso, por lo que Stevan le agregó leche de cabra hasta obtener una mezcla exitosa. El resultado es 60% leche de burra y 40% de cabra, una fórmula que están en proceso de patentar.

Aún cuando el proceso de elaboración es secreto, se sabe que se le agrega cuajada para ayudar a la coagulación. La mezcla se le deja en un molde durante 24 horas, y luego es refrigerada.

Queso Pule - ElaboraciónSin embargo, a pesar de que no existen regulaciones para la producción de este tipo de queso en Serbia, el producto comenzó a generar cuestionamientos por el uso de leche que no está pasteurizada. Eso trajo como resultado la paralización de la producción en Zasavica. Mientras se resuelve el asunto de los permisos, otros productores locales continúan trabajando artesanalmente para fabricar el queso utilizando leche pasteurizada.

Su sabor

El queso de cabra tiene un sabor agrio y amargo, se desmenuza rápidamente y tiene una corteza oscura. En cambio, el de burra tiene un matiz amarilloso y la textura es más consistente que el de cabraEl sabor es dulce y suave.

Pero los atributos de la leche de burra le permiten servir de materia prima para otros productos atractivos.

Gracias a su alto contenido en ácidos grasos y vitamina A, actualmente se está utilizando para la fabricación de jabones y cremas antiarrugas. También está sirviendo de base para un licor que tiene un sabor similar al Limoncello. Y para completar una comida campestre, al catálogo de productos le han incorporado salchichas con carne de burro.

Su futuro

La reserva natural cuenta con el apoyo de subsidios internacionales hasta convertirse en autosustentable gracias a la producción de los derivados de la leche. También le han dado fortaleza financiera al proyecto albergando visitantes que desean acampar. De hecho, Zasavica fue calificado como uno de los mejores 100 sitios para acampar en Europa en 2013 y 2014. “Hemos construido algo en medio de la nada”, comenta Vukadinovic.

Aquí puedes regresar a un ambiente ya perdido, donde las personas pueden hacer su propio queso y estar en contacto con la naturaleza en un estado virginal.

Es tan mágico que incluso puedes terminar creyendo la leyenda local: esta tierra fue bendecida por Cristo con tanto sol, que la marcó para siempre con una cruz sobre el lomo de los burros de los Balcanes. Aunque algo nos dice que el espabilado Slobodan Simic tiene más que ver con la existencia de esta leyenda de lo que parece.

[td_block_ad_box spot_id=”sidebar”][td_block_11 custom_title=”POLÍTICA” header_color=”#ada700″ category_id=”6″ limit=”2″][td_block_ad_box spot_id=”sidebar”][td_block_11 custom_title=”ECONOMÍA” header_color=”#ada700″ category_id=”11″ limit=”2″]

Abre en Londres el primer restaurante nudista

Desde el próximo 10 de Junio y hasta el mes de agosto, en Londres abre sus puerta el “The Bunyadi”, descrito por sus creadores como el primer restaurante del mundo en ofrecer este tipo de experiancia para comunidades no nudistas. La sede aún no ha sido revelada, para aumentar la expectativa, aunque sí se conoce el diseño. El local contará con dos zonas: una para estar desvestido y otra donde se permite llevar una bata que se le entregará a cada persona al llegar y de la que podrán despojarse al pasar por un “Sendero a la Pureza” al final del cuál serán recibidos por los camareros.

Cifras

A unas semanas de ser inaugurado, la lista de espera para adquirir una entrada ya va en 37.794 personas y aumentando cada día que pasa. Seb Lyall, creador del restaurante, dice estar gratamente sorprendido con la acogida que ha tenido la propuesta de The Bunyadi dado que no hubo un estudio o sondeo previo que pudiera garantizar que habría interesados. Sin embargo, resalta que 37.000 no es un número tan grande si se tiene en cuenta que el mundo cuenta con más de 7.000 millones de habitantes. “Una vez abramos nuestras puertas el número de personas aumentará mucho más. Cuando terminen de entender el concepto y le pierdan el miedo, llamará mucho más la atención”, dice su creador.

El local es una idea que nace con el colectivo de artistas Lollipop, dedicado a crear experiencias novedosas y creativas. El año pasado fue responsable de ofrecer el primer laboratorio de cócteles situado en un remolque e inspirado en la serie de televisión Breaking Bad. Los participantes utilizaban componentes químicos y técnicas moleculares para crear sus bebidas.

Para el verano que se avecina en Londres, Lollipop decidió crear “The Bunyadi”, que en hindi significa fundamental y natural.

Las más interesadas

Aparentemente el pudor que puede representar comer sin ropa en frente de desconocidos no es un problema, sobre todo para las mujeres que han sido las que han mostrado mayor interés a la hora de registrarse y solicitar una reserva y las que más se han manifestado de manera positiva a través de las redes sociales. “The Bunyadi más que un restaurante es un experimento social. Queremos ver si la gente decide quitarse sus batas al sentir que verdaderamente nadie los juzgará por cómo se ven”, dice Lyall.

Lyall cuenta que no ha habido oposición o crítica al concepto del restaurante y la conclusión que saca es que “muchas personas coinciden con que está bien encontrar un lugar en el que no se les va a juzgar por no cumplir con los parámetros de la imagen que la moda ha impuesto, un lugar en el que realmente no estarán expuestos al cien por ciento. Se verán las siluetas pero las luces tenues de las velas que iluminarán el lugar, permitirán a los tímidos sentirse más cómodos.”

Para aquellos a los que les preocupe la higiene, los cocineros estarán completamente vestidos. En las mesas, todas las personas se sentarán sobre sus batas o sobre toallas, respetando las reglas de etiqueta que la Asociación Americana de Recreación Nudista propone, y los camareros llevarán puestos guantes y sus partes íntimas estarán cubiertas.

El precio del menú degustación oscilará entre los 70 y 85 euros con versión vegetariana o carnívora. Todos los alimentos utilizados serán orgánicos. Según contó Lyall, uno de los mayores retos fue el diseño de los cubiertos, que serán comestibles. Además, no se servirá comida caliente para prevenir accidentes que puedan lesionar la piel, con lo que los amantes del carpaccio y la ensalada estarán de enhorabuena.

La etiqueta para comer sin ropa

Según la Asociación Americana de Recreación Nudista, existen ciertas reglas que definen la etiqueta a la hora de asistir a un evento de este tipo.

  • Todo el mundo utiliza una toalla para sentarse.
  • Porque estemos todos denudos no quiere decir que todos tengamos que ser amigos.
  • Tápate tus partes íntimas con una servilleta a la hora de comer.
  • No mirar demasiado, mantén el contacto visual.
  • Nada de fotos.
  • Relájate y disfruta.
[td_block_20 custom_title=”NOTICIAS” header_color=”#c1b800″ post_ids=”-3917″ limit=”4″]

ESPECIAL VENEZUELA

Y de la mar… una hamburguesa

Desde que volví a Fuerteventura tuve bien presente que las recetas que tuvieran que ver con los productos de la mar, tendrían una buena presencia en este blog. Pero el hombre propone y Dios dispone y por la razón que fuera no había publicado ninguna.

La isla de Fuerteventura, goza de una riqueza piscícola realmente importante, nuestra situación geográfica, la cercanía al banco pesquero sahariano, nos permiten disfrutar de un pescado  excelente. Puestos a publicar recetas de pescado, lo suyo hubiera sido que publicara recetas de viejas, samas, cherne,  atún,  bocinegro o si de moluscos tratara, tenemos aquí lapas, mejillones, burgados, lapas reales, que son excelentes o un tesoro gastronómico el calamar sahariano, del que cocinaré para ustedes algún día, pero hoy no.

Porque a cuenta de que vivimos en un mundo tan interrelacionado, estaba observando lo que me ofrecía la pescadería del Mercadona, el supermercado en el que compra mi familia, cuando pude ver un salmón excelente, como apreciarán en alguna fotografía, fresco, de un color precioso y a un precio muy adecuado.

Así que hoy hablaremos de pescado pero no de uno que se críe o pesque en estas latitudes y con una preparación que me parece fácil y original, estoy convencido que les va a permitir salir de un apuro y quedar estupendamente bien.

Fotografías por Aitor Santana (@aitor.santana)

Hamburguesa de salmón con guacamole y salsa de yogur

Ingredientes

—Para 2 personas—

400 gr de salmón limpio

1 manojo de cilantro

1/4 de cebolleta tierna

1 trozo de jengibre (5 cm)

2 panes de hamburguesa

Sal y pimienta

Guacamole

1 aguacate

1 tomate mediano

1/2 cebolleta tierna

2 limas

Sal

Chile fresco o jalapeños (opcional)

Salsa de yogur

1 yogur griego

1 cda de eneldo

1 cdita de comino

Sal y pimienta

1/2 limón

1/4 de pepino sin pepitas ni piel

Aceite de oliva (un chorrito)

Sal y pimienta

Papas gajo

3 papas medianas

Mezcla de especias

Sal y pimienta

1 chorrito de aceite

1-. Comenzamos por lo que tardará un poco más: las papas gajo. Las lavamos perfectamente, las cortamos en medias lunas y las sazonamos con nuestra mezcla de especias, la sal, pimienta y el aceite. Las embadurnamos bien y al horno a 180º C hasta que estén tiernas. En unos 30 minutos estarán listas, pero es un tiempo aproximado ya que ependerá del grosor en el que las corten.

La mezcla de especias fue un poco lo que encontré por casa. pimentón, comino, ajo majado, curry, especias morunas, etc. Pónganle las que más gusten, incluso sin nada con el aceite sal  y pimienta.

2-.Empezamos por la hamburguesa que no tiene ningún misterio. Ponemos todos los ingredientes en la trituradora: el salmón cortado en trozos, el cilantro, el jengibre rallado, la cebolleta tierna, sal y pimienta. No nos hace falta nada más, ya que es un pescado muy graso y nos ayudará a hacer perfectamente nuestra torta.

Una vez que tenemos todo picadito, hacemos dos bolitas y las aplastamos para darle forma a la hamburguesa y reservamos por unos minutos mientras terminamos las salsas.

3-.El guacamole sólo tiene un secreto y es que le pongamos bastante lima para que conserve el color verde y no se oxide tan rápidamente. Así que ponemos el zumo de la lima en un bowl, el aguacate, el tomate cortado en cubos pequeños y la cebolleta igual. Mezclamos bien con un tenedor y salpimentamos. A los locos del picante les recomiendo que le añadan un poco de chile jalapeño u otro que fresco que encuentren. Muy a  las malas unas cayenas solucionan increíblemente bien.

4-. La salsa de yogur es una de las que más hago en casa. Sólo tenemos que poner todos los ingredientes en un bowl  con el pepino picado en cubos pequeños y mezclar. Aquí pueden jugar con la intensidad de los sabores que más gusten en casa.

5-. Calentamos una sartén muy bien y una vez la tengamos lista ponemos 1/2 cucharada de aceite de oliva donde doraremos nuestras hamburguesas. La verdad es que tardan muy poco en hacerse, porque las dejo bastante poco gruesas. Así que un par de minutitos por cada lado y a montar nuestro plato. Dependerá mucho del punto en el que les guste el término del pescado.

6-. Abrimos nuestro pan, yo en este caso lo hice en casa y es con tinta de calamar, de ahí el color. Ya les pasaré la receta en otra de nuestras entradas.

7-. En la base ponemos el guacamole, luego la hamburguesa y finalmente la salsa de yogur. Un bocado de muchos sabores que bien merece la pena.

Ya saben, de la mar…hamburguesa.


Elena RivesAcerca de la autora: Elena Rives

Coso y cocino: así lo resumiría. Tan loco como estos últimos años de aventuras por el mundo. Nacida en Fuerteventura, Islas Canarias; hace unos años que dí el salto fuera del país de la mano de lo que más me gusta: la cocina. Y aunque entre los fogones me siento como pez en el agua, también me encanta sentarme frente a mi máquina de coser y que las horas pasen haciendo cosas más que coquetas para la casa.

Al fin y al cabo lo que busco es disfrutar la vida a mi manera, llenarla de colores viajando, creando e inevitablemente comiendo a las mil maravillas. Y de eso, va éste blog: un poquito de aquí y otro poco de allá. Blog: Be-Wop! 

[td_block_11 custom_title=”Más recetas de Elena Rives” header_color=”#d6c700″ post_ids=”-4466″ category_id=”58″ sort=”popular” limit=”3″][td_block_11 custom_title=”POLÍTICA” header_color=”#d6c700″ post_ids=”-4466″ category_id=”6″ limit=”3″][td_block_11 custom_title=”ECONOMÍA” header_color=”#d6c700″ post_ids=”-4466″ category_id=”11″ limit=”3″][td_block_11 custom_title=”INTERNACIONAL” header_color=”#d6c700″ post_ids=”-4466″ category_id=”2″ limit=”3″]

Improvisando: nos vamos de picnic

Fuerteventura es un lugar como pocos. Les aseguro que no me puede el amor por mi tierra, es algo que incluso Miguel de Unamuno supo apreciar tras vivir aquel destierro en 1924 en tierras majoreras.

«El que es capaz de apreciar la hermosura de una calavera, de un esqueleto, ha llegado a la suprema comprensión del estilo (…) La desnudez, la más noble desnudez, el descarnamiento más bien, es el estilo de esta isla afortunada, en que se gusta toda la hondura del aislamiento. Y el estilo de esta isla es ella misma, es la misma isla. Espíritu y cuerpo son una sola y misma cosa. Su cuerpo es ella misma, es la isla como valor espiritual y eterno (…) Y esta isla… ¡Vaya si tiene estilo!… Existe y tiene su estilo, el estilo de la desnudez, el estilo de la sinceridad toda ella. Aquí no hay embustes ni ficción».

Siempre hay algún rincón por descubrir y nada mejor que una salida improvisada acompañada de un buen picnic. El ingrediente principal para estos planes es que sea de última hora y contemos con muy poco tiempo para organizar todo: nunca escapamos a ello. Ahí es donde aparece en escena el alma cándida que tiene que sacar sus recursos de cocinillas exprés y armar el condumio para los asistentes.

Lo normal es que tiremos de un picoteo fácil y el supermercado más cercano sea quien nos abastezca de bolsitas de aperitivos y conservas ya listas. Teniendo un poco de imaginación funciona muy bien, pero estoy segura que si le dedicamos media horita más, la diferencia será abismal.

Así que hoy les adelanto una de las dos recetas que preparé para mi salida a la Montaña de la Arena, en el pueblo de Villaverde, municipio de La Oliva. Un volcán que es considerado el más joven de la isla con una edad inferior a 10.000 años y situando su cima a 420 metros del nivel del mar.

Merece mucho la pena disfrutar del paisaje y el paseo, subir y ver el cráter del volcán y finalmente disfrutar del picnic con nuestra receta, entre otros aperitivos, de mermelada picante de pimiento verde. Más fácil imposible y el sabor les sorprenderá.

Mermelada picante de pimiento verde

Ingredientes

  • 700 gr de pimiento verde
  • 150 gr de azúcar
  • 1 cucharada de aceite
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 chile fresco picante

En una olla ponemos la cucharada de aceite y los pimientos picados finamente. No se preocupen si alguno queda más grande porque luego lo trituraremos.

Le ponemos la sal y dejamos que empiecen a soltar el agua y a ablandarse. A continuación le añadimos el azúcar y el chile fresco cortado finamente.

La cantidad de picante que le añadan debe ser al gusto y tolerancia. En casa nos encanta el picante y por eso le pongo una entera. Ustedes mejor añadan de poco en poco y vayan probando. Porque la cosa es que se note el picor pero puedas comerla.

Transcurridos unos 20 0 30 minutos nuestra mermelada estará lista. La trituramos y la dejaremos enfriar para disfrutarla con un buen queso y algo de pan.

Además es el perfecto acompañamiento para glasear una carne al horno o acompañar un lomo de cerdo.

No dejen de probar la receta, pero como les dije, anímense y conozcan el volcán de la Montaña de la Arena.


Elena RivesAcerca de la autora: Elena Rives

Coso y cocino: así lo resumiría. Tan loco como estos últimos años de aventuras por el mundo. Nacida en Fuerteventura, Islas Canarias; hace unos años que dí el salto fuera del país de la mano de lo que más me gusta: la cocina. Y aunque entre los fogones me siento como pez en el agua, también me encanta sentarme frente a mi máquina de coser y que las horas pasen haciendo cosas más que coquetas para la casa.

Al fin y al cabo lo que busco es disfrutar la vida a mi manera, llenarla de colores viajando, creando e inevitablemente comiendo a las mil maravillas. Y de eso, va éste blog: un poquito de aquí y otro poco de allá. Blog: Be-Wop! 

[td_block_ad_box spot_id=”sidebar”]
[td_block_ad_box spot_id=”sidebar”][td_block_11 custom_title=”LO MÁS POPULAR” header_color=”#d6c700″ sort=”popular” limit=”2″ ajax_pagination=”next_prev”][td_block_ad_box spot_id=”sidebar”][td_block_11 custom_title=”Elena Rives” header_color=”#d6c700″ post_ids=”-3199″ category_id=”58″ limit=”2″ ajax_pagination=”next_prev”][td_block_ad_box spot_id=”sidebar”]

A la rica novela negra

Todos o casi todos utilizamos recetas de cocina que buscamos, hoy en internet y ayer en los libros de recetas que se publicaban. En mi casa siempre ha habido muchísimos libros de cocina, aunque curiosamente utilizamos recetas que con frecuencia hemos encontrado en libros que nada tenían que ver con la cocina.

En mi familia todos leemos bastante, pero mi padre es un caso especial, lee muchísimo, es un gran aficionado a la novela negra y ha aprovechado sus lecturas para seleccionar algunas recetas que hemos llevado de la novela a la mesa con satisfacción.

Mi padre asegura que  así como la existencia de la novela negra nórdica es algo que  nadie discute, existe una novela negra que él apellida como mediterránea, que incluye los relatos procedentes de España, Italia, Francia, Grecia, etc, en la que sobresale el interés por la cocina de sus autores.

Así que en casa cocinamos recetas de la esposa del Comisario Maigret, o las que aparecen en las novelas de Petros Markaris y que prepara Kostas Jaritos o como en la que hoy quiero presentaros, de una de las novelas de Vázquez Montalbán.

Se trata de un plato muy catalán, donde el concepto mar y montaña aparece mezclando la carne picada de cerdo con la sepia. Una receta que probé por vez primera en un barcito en la trasera del Mercado de la Boquería en Barcelona, que me maravilló por su simplicidad  en la preparación y  por la complejidad de sabores que mezcla. Que no se me olvide recomendarles, si se acercan a Barcelona, una visita al mercado de la Boquería una maravilla y en la que existe un pequeño restaurante que les encantará

Para los que gusten de los datos, el plato aparece en la novela de Manuel Vázquez Montalbán que se titula “Asesinato en Prado del Rey”  y que en la edición que tengo a mano forma parte de Biblioteca Calvalho.

En la página 126 podrán leer ustedes:

“…Pero ya acude Biscuter con la humeante cazuela donde bulle la salsa oscura que rodea los pedazos de sepia y las pequeñas albondiguillas…”

Este es el plato que hoy quiero recomendaros “Cazuela de albóndigas con sepia”, estoy segura que les va a gustar

Cazuela de albóndigas con sepia

Ingredientes para 4 personas

500 gr de carne picada mixta

140 gr de bacon

1 huevo

2 rebanadas de pan de molde

1/2 vaso de leche

300 gra de sepia

1 cebolla

1/2 pimiento verde

1 diente de ajo

1 puñado de guisantes

4 tomates maduros medianos

1 litro de caldo

Aceite de oliva

Sal y pimienta

1.- Primero preparamos las albóndigas y para ello necesitamos un cuenco en el que pondremos la carne picada con el bacon picado (triturado), el pan de molde remojado en leche, el huevo, sal y pimienta. Mezclamos perfectamente.

2.-A continuación formamos unas bolitas de tamaño medio y las pasamos por harina. Después,en la cazuela donde guisaremos, pondremos un buen corro de aceite para dorar nuestras albóndigas. Queremos que simplemente tengan un buen color, ya las terminaremos en la salsa junto con el resto de ingredientes.

3.- Retiramos de la olla y disponemos la cebolla con el pimiento picado finamente. Dejamos que se poche bien, siempre con un poquito de sal y añadimos seguidamente los tomates y el ajo bien picadito. Tiene que quedar un sofrito homogéneo, así que le daremos su tiempo para que se vaya haciendo: 15 minutos. Si ven que se les agarra, agreguen un poco del caldo y dejen que siga cocinándose.

4.- Una vez que ya lo tenemos, devolvemos las albóndigas a la cazuela, agregamos la sepia cortada en trozos que podamos comer de un bocado, los guisantes y el caldo. A fuego medio lo dejaremos hirviendo unos 20 minutos aproximadamente. Veremos como la salsa se espesa y adquiere un bonito color oscuro con todos los sabores.

5.- Podríamos dejar la receta en ese punto, o añadirle por ejemplo unos ñoquis como yo hice y dejarlos cocer dentro de la salsa. Preparar una pasta o un arroz blanco y servirlo como guarnición también es una idea perfecta. Sólo quedaría acompañarlo de un poco de ensalada verde y estaría lista la comida completa.

Espero disfruten mi versión de este plato que he querido simplificar para que esté igual de rica que la del libro, pero que nos cueste menos trabajo y tiempo hacerla. Se le pueden agregar otros muchos ingredientes tales como vino blanco al sofrito, etc. Así que anímense y mándenme su versión de éste, su plato. ¡Buen provecho!


Elena RivesAcerca de la autora: Elena Rives

Coso y cocino: así lo resumiría. Tan loco como estos últimos años de aventuras por el mundo. Nacida en Fuerteventura, Islas Canarias; hace unos años que dí el salto fuera del país de la mano de lo que más me gusta: la cocina. Y aunque entre los fogones me siento como pez en el agua, también me encanta sentarme frente a mi máquina de coser y que las horas pasen haciendo cosas más que coquetas para la casa.

Al fin y al cabo lo que busco es disfrutar la vida a mi manera, llenarla de colores viajando, creando e inevitablemente comiendo a las mil maravillas. Y de eso, va éste blog: un poquito de aquí y otro poco de allá. Blog: Be-Wop! 

[td_block_ad_box spot_id=”sidebar”]
[td_block_ad_box spot_id=”sidebar”][td_block_11 custom_title=”LO MÁS POPULAR” header_color=”#d6c700″ sort=”popular” limit=”3″][td_block_ad_box spot_id=”sidebar”][td_block_11 custom_title=”ÚLTIMAS NOTICIAS” header_color=”#d6c700″ post_ids=”-3162″ limit=”3″][td_block_ad_box spot_id=”sidebar”][td_block_11 custom_title=”Elena Rives” header_color=”#d6c700″ post_ids=”-3162″ category_id=”58″ limit=”2″][td_block_ad_box spot_id=”sidebar”]

El congelador: ¡una caja de sorpresas!

Hoy he decidido adentrarme en las entrañas del congelador de casa. ¿Por qué les digo esto? Indiscutiblemente es uno de los rincones de la cocina donde vamos amontonando pequeños tesoros que dejamos a buen recaudo a temperaturas bajo cero para que nos duren el resto de nuestras vidas…

Siento decirles que no va a ser así, con mucha frecuencia y aunque congelada, la comida se estropea o al menos comienza a perder sus propiedades organolépticas: sabor, textura, olor y color. Y sí, podemos almacenar mucho mejor que en la nevera, pero no por largos periodos de tiempo. Mi recomendación es que no dejen algo más de tres meses en el congelador.

Debe ser primordial usar el producto que más lleva en casa, que no deja de ser el sistema que utilizan en todos los restaurantes y almacenes de comida, entre otros: FIFO (First In, First Out). Es decir, lo primero que entra, será lo primero que salga.

Volviendo a lo que aquí nos ocupa, en mi pequeña caja de sorpresas encontré los míticos langostinos sobrantes de Navidad. Pensé que a la plancha podrían estar perfectos, pero quise darles una pequeña vuelta con algunas cosas que solemos tener en la despensa. Así que aquí les comparto mi receta de hoy.

Langostinos Express

Ingredientes
4 personas —para un aperitivo—

Langostinos Express16 piezas de langostino

3 cucharadas de salsa Worcestershire

2 cucharadas de salsa de soja

3 dientes de ajo

1 cucharadita de miel

2 tallos de cebolleta fresca

Aceite de oliva

1-. Ponemos una sartén a calentar, y cuando esté caliente ponemos un chorro de aceite y a continuación nuestros ajos finamente picados.

2-. En cuanto comencemos a ver que cambian de color, añadimos la salsa Worcestershire, la salsa de soja y la miel. Dejamos que reduzca un poco a fuego medio.

3-. Ahora es el momento de añadir nuestros langostinos, subimos a máxima temperatura y en cuanto cambien de color, que será entre 1 ó 2 minutos (dependiendo el tamaño), apagamos y servimos.

4-. No olvidemos picar finamente en rodajas los tallos de la cebolleta y acompañar nuestro plato a modo de decoración.

Una manera diferente de disfrutar de unos langostinos pero sin ninguna complicación. ¡Buen provecho!


Elena RivesAcerca de la autora: Elena Rives

Coso y cocino: así lo resumiría. Tan loco como estos últimos años de aventuras por el mundo. Nacida en Fuerteventura, Islas Canarias; hace unos años que dí el salto fuera del país de la mano de lo que más me gusta: la cocina. Y aunque entre los fogones me siento como pez en el agua, también me encanta sentarme frente a mi máquina de coser y que las horas pasen haciendo cosas más que coquetas para la casa.

Al fin y al cabo lo que busco es disfrutar la vida a mi manera, llenarla de colores viajando, creando e inevitablemente comiendo a las mil maravillas. Y de eso, va éste blog: un poquito de aquí y otro poco de allá. Mi blog: Be-Wop! 

[td_block_ad_box spot_id=”sidebar”][td_block_11 custom_title=”MÁS POPULAR” header_color=”#d6c700″ post_ids=”3050, 3005″ limit=”2″][td_block_ad_box spot_id=”sidebar”][td_block_11 custom_title=”CULTURA” header_color=”#d6c700″ category_id=”50″ limit=”2″][td_block_ad_box spot_id=”sidebar”]

Sabrosa y sin complicaciones… Así nos gusta la cocina

Comer y viajar, ¿existe algo mejor? Para mí no y por eso estas dos circunstancias son los actores principales de éste artículo. Ingredientes básicos y muy económicos: Pelota con garbanzos y alioli gratinado. ¿El resultado? Ya me lo contarán, pero les adelanto que se convertirá en receta de la casa.

Se lo digo, porque así ocurrió hace ya algún tiempo en la mía y es que el plato del que les hablo lo probé por primera vez en uno de los mejores restaurantes en los que he comido: 7 Portes, Barcelona. La gastronomía catalana me encanta no sólo porque crecí con ella, sino porque está llena de contrastes y sabores difíciles de obviar.

El Restaurant 7 Portes, que comenzó su andadura en 1936 como “Café de las 7 puertas”; cumplirá su 180 aniversario este año. Qué fascinante la vida  que ha transcurrido entre esos fogones e inumerables servicios. Miles de cambios, pero siempre manteniendo la esencia de la buena cocina y la tradición del servicio al cliente.

Y sin perder ni un segundo más, les ofrezco mi versión del plato. Estoy segura que ustedes, también la harán suya en la brevedad, agreguen lo que gusten, compártanla, y a disfrutar.

Pelota con garbanzos y alioli gratinado

Ingredientes Para 6 personas

500 gr  de carne mixta picada.

150 gr  de tocino con veta de jamón

2 huevos

1 taza de pan remojado en leche

4 dientes de ajo

Unas ramas de perejil

2 cebollas medianas.

4 tomates maduros

800 gr de garbanzos cocidos

1/2 litro de caldo de carne o pollo

25 gr de harina

Sal y pimienta

1.- Elaboraremos una mezcla compacta, pero no dura, con la carne, el tocino picado,un huevo, el pan, dos dientes de ajo picados, el perejil, la sal y la pimienta. Elaboraremos unas pelotas, las enharinaremos ligeramente y las freiremos con un poco de aceite hasta que se doren en una cazuela de barro. Si no tienen, no pasa nada, pero el sabor cambia mucho, se lo recomiendo. Retiramos y reservamos.

2.-Prepararemos ahí mismo, un sofrito con las cebollas y los tomates, picados muy finos, cuando el sofrito esté hecho le añadiremos el caldo y las pelotas y dejaremos que cueza unos diez minutos. Transcurridos los diez minutos, le añadiremos los garbanzos y los dejaremos que cuezan a fuego lento entre 10 y 15 minutos. Lo pondremos a punto de sal y pimienta.

3.- Sacaremos la cazuela del fuego; prepararemos un alioli con los dos dientes de ajo que nos quedarán, la yema del otro huevo y aceite. Le añadiremos tres o cuatro cucharadas del caldo del guiso para que no esté demasiado espeso. Cuando lo tengamos, lo pondremos sobre los garbanzos y pondremos la cazuela al horno para que se gratine. Y si no quieren complicarse, muelan dos ajitos y añádanlo a una mayonesa que tengan en casa de las que consumimos habitualmente.

Se sirve en la misma cazuela

Comida para toda la casa, en muy poco tiempo, a un precio inmejorable que les sabrá a gloria. Mejor imposible. Si viajan a Barcelona, les recomiendo que hagan una parada en el  7 Portes, aunque les recomiendo que reserven mesa.


Elena RivesAcerca de la autora: Elena Rives

Coso y cocino: así lo resumiría. Tan loco como estos últimos años de aventuras por el mundo. Nacida en Fuerteventura, Islas Canarias; hace unos años que dí el salto fuera del país de la mano de lo que más me gusta: la cocina. Y aunque entre los fogones me siento como pez en el agua, también me encanta sentarme frente a mi máquina de coser y que las horas pasen haciendo cosas más que coquetas para la casa.

Al fin y al cabo lo que busco es disfrutar la vida a mi manera, llenarla de colores viajando, creando e inevitablemente comiendo a las mil maravillas. Y de eso, va éste blog: un poquito de aquí y otro poco de allá. Blog: Be-Wop! 

[td_block_ad_box spot_id=”sidebar”]
[td_block_ad_box spot_id=”sidebar”][td_block_11 custom_title=”LO MÁS POPULAR” header_color=”#d6c700″ sort=”popular” limit=”2″ ajax_pagination=”next_prev”][td_block_ad_box spot_id=”sidebar”][td_block_11 custom_title=”ÚLTIMAS NOTICIAS” header_color=”#d6c700″ limit=”2″ ajax_pagination=”next_prev”][td_block_ad_box spot_id=”sidebar”]

Especial Torrijas Semana Santa

Torrijas con Leche

Esta es sin duda una de las formas más conocidas de preparar unas ricas torrijas con leche.

Ingredientes:

– 750 gramos de pan
– 1 litro de leche
– 100 gramos de azúcar
– 2 ramas de canela
– Aceite de oliva
– 2 huevos grandes
– Canela en polvo y azúcar

Preparación:

Vamos a preparar unas de las torrijas más conocidas en gran parte del país, unas torrijas con leche que son muy ricas y sencillas de elaborar. Lo primero que necesitamos es pan para torrijas, que hoy en día es fácil encontrar en los supermercados una vez que se acerca la Semana Santa. Si no tenemos este pan especial, podemos usar pan del día anterior, que debemos cortar en rebanadas de un par de centímetros de grosor más o menos. Es importante que el pan tenga el grosor adecuado y que no esté demasiado tierno.

Acto seguido hay que poner a hervir la leche, junto con las ramas de canela y el azúcar, usando un cazo y ponlo a fuego medio, para que los ingredientes se mezclen bien. Cuando hierva retiramos el cazo del fuego y dejamos enfriar.  Cuando la leche se enfríe lo suficiente, vamos a ir pasando las rebanadas de pan por la misma, mojándolo por ambos lados, de forma que queden bien húmedos, pero sin que lleguen a romperse.

Una vez tengamos todas las rebanadas empapadas, pasaremos cada una de las mismas por el huevo batido, pasando las dos caras de cada rebanada para después freírlas en una sartén con abundante aceite de oliva.

Por último, cuando las torrijas estén bien fritas, las secamos en papel secante para quitarles los excesos de aceite de oliva. Dejamos enfriar a temperatura ambiente y en ese momento espolvoreamos o pasamos por una mezcla de canela en polvo y azúcar, para darle un toque de sabor muy rico.

Torrijas con Miel

Te presentamos la receta para elaborar unas deliciosas torrijas con miel, muy conocidas y consumidas en Semana Santa.

Ingredientes:

– Pan de torrijas
– Leche entera, un litro
– Canela en rama
– azúcar, 5 o 6 cucharadas
– Tres huevos medianos
– Un limón
– Vino dulce
– Canela en polvo
– Aceite de oliva
– Miel

Preparación:

El primer paso para preparar esta receta es poner a calentar un cazo con la leche, un trozo de la piel de un limón, un par de ramas de canela y el azúcar, ponlo a fuego medio hasta que comience a hervir, momento en el que debes retirarlo y quitar la piel del limón y la canela, y verter su contenido en un cuenco en el que mojaremos luego las torrijas. Le echamos un chorrito de vino dulce a la leche y removemos para mezclar.

En otro recipiente tenemos que echar la miel que vayamos a emplear, con un poco de agua para rebajarla, y la calentamos para que se diluya un poco y quede líquida. Por otro lado vamos a batir los huevos en un plato hondo, a cortar el pan que vayamos a usar en rebanadas gruesas (2 o 3 centímetros), a menos que uses pan especial de torrijas que venga ya en rebanadas, y por último también ponemos a calentar una sartén con abundante aceite de oliva.

Cuando la leche se haya enfriado bastante, vamos a comenzar a mojar las rebanadas de pan en la misma. después las vamos a pasar por el huevo batido y cuando el aceite esté bien caliente vamos friendo las rebanadas, déndole la vuelta para que queden bien fritas por todos lados. Es importante que el aceite esté bien caliente antes de empezar a freí­rlas. Al sacarlas las colocamos en papel de cocina absorbente.

Cuando las torrijas están ya frías, vamos a ir pasándolas por la miel, que ya debe estar templada, y las empapamos bien. Luego las vamos colocando en el recipiente donde las vayamos a guardar y esperamos a que enfrí­en del todo para servirlas, añadiendo por encima un poco de canela molida y azúcar.

 

Torrijas Sevillanas

Te presentamos una de las mejores formas de preparar las torrijas, las tradicionales torrijas sevillanas, todo un clásico de una de las ciudades con mayor tradición preparando torrijas. Una de las mejores recetas de torrijas sin duda. Os la recomendamos probar.

Ingredientes:

– Pan para torrijas, 350 gramos
– Huevos, 3 o 4 grandes
– Clavos, un puñado
– Vino blanco, medio litro
– Agua
– Miel, medio kilo
– Aceite de oliva

Preparación:

Esta forma de preparar las torrijas es la que se prepara de forma tradicional durante la Semana Santa sevillana, donde hay una gran tradición preparando este dulce. Es una forma de prepararlas estupenda, porque tienen un sabor y textura únicas. Vamos a explicaros el proceso paso a paso.

Las cantidades que vamos a emplear son aproximadas para hacer un paquete de pan especial para torrijas, de los que podemos encontrar fácilmente en cualquier supermercado en las fechas cercanas a la Semana Santa. Si vais a hacer mayor o menor cantidad, ajustadlos con esas proporciones, aunque realmente las podéis cambiar en función de que os guste con más o menos cantidad de miel o de vino.

Para empezar vamos a poner a calentar un cazo con la miel, un vasito de agua y un puñado de clavos (la especia), y lo dejamos hasta que se diluya la miel y quede de forma más liquida. Por otro lado coge un recipiente amplio y mezcla el vino con un vaso de agua. Y en un bol grande bate los huevos. Y por último pon una sartén con aceite de oliva virgen extra a calentar.

Una vez que el aceite esté caliente tenemos que mojar las rebanadas en el vino rebajado con agua, bien empapado para que coja sabor, pero sin que se nos rompa el pan. Lo pasamos después por el huevo batido, escurrimos y echamos a la sartén. Fríe todas las rebanadas bien por ambos lados, y al sacarlas las vas colocando en un recipiente amplio hasta que se templen un poco.

Cuando acabes de freír todas las torrijas las pasas por la miel y las vas colocando en el recipiente donde las vayas a guardar. Según las quieras con mayor o menor cantidad de miel, las puedes guardar así y luego servir con la miel aparte, y que cada uno se sirva la que quiera.

Espera a que se enfríen bien para comerlas, ya que así estarán más ricas, porque además los sabores se habrán mezclado mejor. Como ves no es demasiado complicado preparar estas estupendas torrijas sevillanas, una verdadera delicia.

[td_block_ad_box spot_id=”sidebar”][td_block_20 custom_title=”MÁS GASTRONOMÍA” header_color=”#e500a4″ category_id=”32″ limit=”2″ ajax_pagination=”next_prev”]
[td_block_ad_box spot_id=”sidebar”]
[td_block_20 custom_title=”ÚLTIMAS NOTICIAS” header_color=”#a09000″ limit=”3″ ajax_pagination=”next_prev”]