Cinco representantes de la oposición democrática venezolana han sido liberados este lunes, según han informado dirigentes antichavistas. Esta liberación se produce un día después de que comenzara formalmente en Venezuela una mesa de diálogo entre el régimen y la oposición.

En un primer momento han sido liberados el dirigente del partido Avanzada Progresista Carlos Melo y los asesores políticos de la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) Andrés Moreno y Marco Trejo. Así lo ha anunciado a través de la red social Twitter el alcalde del municipio caraqueño de Sucre, el opositor Carlos Ocariz.

Posteriormente, el secretario ejecutivo de la MUD, Jesús Torrealba, ha agregado en un mensaje también por Twitter que habían sido liberados Ángel Coromoto Rodríguez, jefe de seguridad del presidente del Parlamento, Henry Ramos Allup, y Andrés León, quien ya estaba bajo arresto domiciliario.

Desde poseer artefactos explosivos a “lesionar la moral de las Fuerzas Armadas”

Melo fue detenido a finales de agosto pasado en la víspera de una multitudinaria marcha antigubernamental en la capital venezolana debido a que, según la fiscalía del régimen, poseía artefactos explosivos.

Posteriormente, medios nacionales informaron de que este opositor había recibido medida sustitutiva de libertad a principios de septiembre, aunque permaneció en una celda en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN), de carácter policial.

Por su parte, Moreno y Trejo fueron detenidos y acusados de “lesionar la moral de las Fuerzas Armadas” por producir un vídeo financiado por el partido Primero Justicia, en el que milita el dos veces candidato presidencial Henrique Capriles. Por este caso fueron detenidas otras dos personas que continúan en prisión.

La MUD había denunciado que Coromoto Rodríguez, sexagenario, perdió 40 kilos de peso durante dos meses de arresto debido a una enfermedad, por lo que solicitaron una medida humanitaria en su favor.

León, por su parte, estuvo 415 días en prisión y recibió el beneficio de arresto domiciliario en junio de 2015, tras realizar una huelga de hambre dentro de una celda en un establecimiento policial del estado central de Carabobo.

Se habían pedido “gestos de buena voluntad”

La oposición había solicitado al Ejecutivo durante el inicio de las conversaciones “gestos de buena voluntad” para continuar en la mesa de conversaciones, tales como la liberación de varios de sus dirigentes.

Este diálogo político cuenta con el auspicio de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y del Vaticano, así como del acompañamiento internacional del exjefe de Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero y de los expresidentes de Panamá Martín Torrijos y de República Dominicana Leonel Fernández.

NOTICIAS

Estonia, de miseria comunista a meca tecnológica de Europa

Cuando, en 1991, Estonia se convirtió en un país independiente, sus líderes políticos visualizaron el futuro en algo tan abstracto como la codificación y...

Trump desatado: “He heredado un desastre”

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha ofrecido este jueves su segunda rueda de prensa desde que llegó a la Casa Blanca, una comparecencia...

Estibadores: las claves del conflicto

El conflicto en el sector de la estiba en España está en su punto más álgido. Los puertos españoles están pendientes de un hilo...
Valora este artículo

No hay comentarios

Deja un comentario