Las autoridades francesas han comenzado este lunes a desalojar definitivamente el campamento de migrantes establecido en Calais y conocido como “La Jungla“, donde miles de personas esperaban desde 2015 para intentar cruzar el Canal de la Mancha y llegar al Reino Unido.

La operación, que durará entre una semana y diez días, ha comenzado a las ocho de la mañana. Desde la madrugada, decenas de migrantes, en su mayoría afganos, eritreos y sudaneses, hacían cola con sus enseres frente a la oficina abierta para facilitar los traslados.

Entre 6.000 y 8.000 migrantes serán reubicados en 7.500 plazas disponibles en 450 centros de acogida. Reino Unido se ha comprometido a admitir a los menores que tengan familiares en su suelo.

Las autoridades han movilizado 1.250 policías y decenas de autobuses en la operación.

En las últimas semanas, funcionarios públicos y trabajadores humanitarios han llevado a cabo una campaña de información entre los habitantes de “La Jungla” para convencerles de que la conveniencia del traslado. No obstante, se desconoce si habrá resistencia por parte de algunos de los acampados. El domingo, algunos quemaron sus tiendas en señal de protesta.

NOTICIAS

Estonia, de miseria comunista a meca tecnológica de Europa

Cuando, en 1991, Estonia se convirtió en un país independiente, sus líderes políticos visualizaron el futuro en algo tan abstracto como la codificación y...

Trump desatado: “He heredado un desastre”

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha ofrecido este jueves su segunda rueda de prensa desde que llegó a la Casa Blanca, una comparecencia...
Valora este artículo

No hay comentarios

Deja un comentario