Otros antes que yo lo intentaron, y fracasaron. Intentaron divulgar la rebelión ante el robo que son los impuestos, como intentaron buscar formas de organizarse a espaldas de los gobiernos. Sólo un intento tuvo éxito: la independencia de los EEUU.

La Nación Sin Estado se une a la larga lista de iniciativas, de las cuales Liberland es el referente. Si Liberland prospera, será el primer país no nacido con un baño de sangre. Otras, como el FSP siguen adelante. La atomización y dispersión de los grupos rebeldes puede ser clave en el éxito, final, si llega.

Básicamente, la independencia de los gobiernos se consigue mediante la ocultación de los datos a las autoridades: partidas de nacimiento, documentación, transacciones económicas y desplazamientos, por ejemplo. Esa es la meta de esta asociación rebelde no violenta.

La asociación no busca, aún así, el anonimato. Poner de manifiesto la imposibilidad legal de separarse de un gobierno es una tarea importante, también. Por eso, debe registrarse y publicar los estatutos, llevar a cabo acciones públicas y obtener toda la publicidad posible.

La primera paradoja es que las asociaciones necesitan reglamentos. El nuestro gira en torno a tres principios: libertad, contratos y propiedad privada. Debe, pues, reglamentarse lo menos posible. Sobre todo, lo que debe hacerse es limitar los poderes de la administración. En cierto sentido, es parecido a redactar una constitución, pero con la línea de pensamiento inversa.

Impuestos voluntarios

Debe limitarse la capacidad de la administración de recaudar dinero. La primera consecuencia es la no obligatoriedad de pago al asociado. La reflexión es: la asociación debe tener el funcionamiento de un fuero aparte del estatal. ¿Cómo limitar el acceso de quien quiera adherirse? ¿Debe hacerse por poder adquisitivo? Otros, que lo hagan. Yo quiero ofrecer un fuero a todo aquel que lo quiera. Sólo podrá mantenerse económicamente si sus miembros deciden afrontar los gastos. Es decir: voluntariedad de los impuestos. Por supuesto, nada impide crear proyectos concretos que nazcan de la financiación de todos los socios. En todo caso, sólo los miembros de la comunidad, y por fuertes razones, deben poder limitar ese acceso.

Éxito de facto

¿Cómo saber si la asociación ha tenido éxito? Debemos conseguir una masa social suficiente para el mantenimiento autónomo de los individuos que compongan la asociación. De esa manera, el reglamento se convertirá en un fuero, para los miembros. Los miembros podrán hacer transacciones económicas entre ellos de forma anónima. Cuando haya bastantes miembros y empresas que acepten los canales financieros de los miembros de la asociación, podrá llevarse una vida cotidiana sin proporcionar información, o tan sólo la indispensable, a los Estados. No hace falta ninguna declaración de independencia (puesto que no perseguimos tampoco la unión territorial a ningún fuero), los individuos se la irán ganando poco a poco. Todo ese proceso, sin quitar nada a otros sistemas: sumando opciones.

Sin violencia, sin aspavientos y sin vergüenza. Hay gente ahí fuera que prefiere que otros no le digan lo que puede o no hacer. Tanto si se quieren organizar en comunas o dar rienda suelta al más salvaje turbocapitalismo, todos están secuestrados por el fuero del Estado.

Crear alternativas depende de nosotros. Toda aportación al desarrollo (es decir, recorte) del reglamento, es bienvenida. Todo nuevo miembro es deseado. Esperamos pasar el trámite de la aprobación burocrática, cualquier cambio os mantendré al tanto.

Gerónimo Perea


Acerca del autor: Gerónimo Perea

Soy gestor de patrimonio inmobiliario. Autónomo. Emprendedor. Multidisciplinar. Lo más importante, mi familia. Página personal

 

Más de Gerónimo Perea

Control de azafatas

La última cruzada de la censura feminista es la de las azafatas deportivas. A su juicio es denigrante el uso que se hace de...

La España que conozco

¿Cómo se puede hablar de la España que conozco, cuando siento que son tantas? Conozco la España imperial, la socialdemócrata, la ibérica, la dictatorial,...

Vocabulario para incomunicar

El lenguaje está suponiendo un problema. Cuando digo el nombre de mi partido a profanos, saltan las alarmas. Debo entonces luchar por un espacio...
Desasociarse del Estado
5 (100%) 1 vote

No hay comentarios

Deja un comentario