Dimite el primer ministro de Islandia por los ‘Papeles de Panamá’

[vc_row][vc_column width=”2/3″][vc_column_text]El primer ministro de Islandia, Sigmundur David Gunnlaugsson, se ha convertido en el primer dirigente político que se ve forzado a abandonar su cargo por los Papeles de Panamá, que habían revelado que tenía una compañía junto a su esposa en un paraíso fiscal. Su propio partido ha anunciado su renuncia, después que Gunnlaugsson intentará enrocarse en el cargo y amenazara incluso con convocar nuevas elecciones, aunque finalmente ha sucumbido a la presión política y social.

“El primer ministro ha informado al grupo parlamentario que va a dimitir de sus funciones”, ha declarado a la televisión el vicepresidente del Partido Progresista y ministro de Agricultura, Sigurdur Ingi Johannsson.

La renuncia tiene lugar después de que el presidente del país, Ólafur Ragnar Grímsson, se negara a disolver el Parlamento para convocar elecciones legislativas, tal como le había solicitado Gunnlaugsson, en un movimiento que buscaba forzar el respaldo de su aliado en la coalición de Gobierno, el Partido de la Independencia.

“He rechazado firmar una declaración para disolver el Parlamento y le he trasladado al primer ministro que no podía consentirlo antes de haberme reunido con los responsables de otros partidos para conocer su posición”, declaraba Grímsson en una intervención televisada tras reunirse de urgencia con Gunnlaugson.

El todavía primer ministro trataba así de obligar a sus socios parlamentarios a apoyarle, para evitar el coste electoral de las filtraciones en unos nuevos comicios. De hecho, el presidente del Partido de la Independencia y ministro de Finanzas, Bjarni Benediktsson, también está salpicado por los Papeles de Panamá, al igual que otros miembros de la formación de centro-derecha que son, o fueron en algún momento, consejeros municipales en Reikiavik, la capital islandesa.

Más de 10.000 personas se manifestaron este lunes en el centro de Reikiavik para pedir la dimisión de Gunnlaugsson, líder del liberal Partido Progresista, tras aparecer su nombre en las documentos de un bufete panameño filtrados al Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación y publicados por decenas de medios, que ha revelado como numerosos personajes públicos de todo el mundo habrían tenido sociedades opacas en paraísos fiscales.

La oposición de izquierdas se ha unido a esa reclamación popular y este lunes presentó una moción de censura contra el Gobierno, pero Gunnlaugsson parece dispuesto a enrocarse en su cargo y esta misma mañana avanzaba que, si no sigue al frente del Ejecutivo, forzaría la convocatoria de elecciones.

“Le he dicho al presidente del Partido de la Independencia que si los parlamentarios de su partido estiman que no pueden sostener al Gobierno, disolveré el Parlamento y convocaré elecciones legislativas”, señalaba el primer ministro.

El presidente regresa al país para afrontar la crisis

Ante la magnitud de la crisis, el presidente islandés ha acortado su visita a Estados Unidos para mantener diversas reuniones tanto con el primer ministro como con el resto de partidos políticos representados en el Althing, el Parlamento islandés.

Las sospechas de evasión fiscal que pesan sobre el primer ministro son especialmente sensibles en un país que atravesó una grave crisis financiera en 2008 y 2009, cuando los tres principales bancos quebraron por su exposición a la deuda externa y el Estado tuvo que hacerse cargo de sus deudas, lo que afectó a toda la economía islandesa y generó un importante movimiento de protesta entre los islandeses.[/vc_column_text][vc_raw_html]JTNDc2NyaXB0JTIwYXN5bmMlMjBzcmMlM0QlMjIlMkYlMkZwYWdlYWQyLmdvb2dsZXN5bmRpY2F0aW9uLmNvbSUyRnBhZ2VhZCUyRmpzJTJGYWRzYnlnb29nbGUuanMlMjIlM0UlM0MlMkZzY3JpcHQlM0UlMEElM0MlMjEtLSUyMFRoZSUyMEhlcmFsZCUyMFBvc3QlMjAtLSUzRSUwQSUzQ2lucyUyMGNsYXNzJTNEJTIyYWRzYnlnb29nbGUlMjIlMEElMjAlMjAlMjAlMjAlMjBzdHlsZSUzRCUyMmRpc3BsYXklM0FibG9jayUyMiUwQSUyMCUyMCUyMCUyMCUyMGRhdGEtYWQtY2xpZW50JTNEJTIyY2EtcHViLTI3Mzk3OTY5NDgzNDk5MTAlMjIlMEElMjAlMjAlMjAlMjAlMjBkYXRhLWFkLXNsb3QlM0QlMjI2MjIxMjAwMTgxJTIyJTBBJTIwJTIwJTIwJTIwJTIwZGF0YS1hZC1mb3JtYXQlM0QlMjJhdXRvJTIyJTNFJTNDJTJGaW5zJTNFJTBBJTNDc2NyaXB0JTNFJTBBJTI4YWRzYnlnb29nbGUlMjAlM0QlMjB3aW5kb3cuYWRzYnlnb29nbGUlMjAlN0MlN0MlMjAlNUIlNUQlMjkucHVzaCUyOCU3QiU3RCUyOSUzQiUwQSUzQyUyRnNjcmlwdCUzRQ==[/vc_raw_html][/vc_column][vc_column width=”1/3″][vc_raw_html]JTNDc2NyaXB0JTIwYXN5bmMlMjBzcmMlM0QlMjIlMkYlMkZwYWdlYWQyLmdvb2dsZXN5bmRpY2F0aW9uLmNvbSUyRnBhZ2VhZCUyRmpzJTJGYWRzYnlnb29nbGUuanMlMjIlM0UlM0MlMkZzY3JpcHQlM0UlMEElM0MlMjEtLSUyMFRoZSUyMEhlcmFsZCUyMFBvc3QlMjAtLSUzRSUwQSUzQ2lucyUyMGNsYXNzJTNEJTIyYWRzYnlnb29nbGUlMjIlMEElMjAlMjAlMjAlMjAlMjBzdHlsZSUzRCUyMmRpc3BsYXklM0FibG9jayUyMiUwQSUyMCUyMCUyMCUyMCUyMGRhdGEtYWQtY2xpZW50JTNEJTIyY2EtcHViLTI3Mzk3OTY5NDgzNDk5MTAlMjIlMEElMjAlMjAlMjAlMjAlMjBkYXRhLWFkLXNsb3QlM0QlMjI2MjIxMjAwMTgxJTIyJTBBJTIwJTIwJTIwJTIwJTIwZGF0YS1hZC1mb3JtYXQlM0QlMjJhdXRvJTIyJTNFJTNDJTJGaW5zJTNFJTBBJTNDc2NyaXB0JTNFJTBBJTI4YWRzYnlnb29nbGUlMjAlM0QlMjB3aW5kb3cuYWRzYnlnb29nbGUlMjAlN0MlN0MlMjAlNUIlNUQlMjkucHVzaCUyOCU3QiU3RCUyOSUzQiUwQSUzQyUyRnNjcmlwdCUzRQ==[/vc_raw_html][vc_widget_sidebar sidebar_id=”td-default”][vc_raw_html]JTNDc2NyaXB0JTIwYXN5bmMlMjBzcmMlM0QlMjIlMkYlMkZwYWdlYWQyLmdvb2dsZXN5bmRpY2F0aW9uLmNvbSUyRnBhZ2VhZCUyRmpzJTJGYWRzYnlnb29nbGUuanMlMjIlM0UlM0MlMkZzY3JpcHQlM0UlMEElM0MlMjEtLSUyMFRoZSUyMEhlcmFsZCUyMFBvc3QlMjAtLSUzRSUwQSUzQ2lucyUyMGNsYXNzJTNEJTIyYWRzYnlnb29nbGUlMjIlMEElMjAlMjAlMjAlMjAlMjBzdHlsZSUzRCUyMmRpc3BsYXklM0FibG9jayUyMiUwQSUyMCUyMCUyMCUyMCUyMGRhdGEtYWQtY2xpZW50JTNEJTIyY2EtcHViLTI3Mzk3OTY5NDgzNDk5MTAlMjIlMEElMjAlMjAlMjAlMjAlMjBkYXRhLWFkLXNsb3QlM0QlMjI2MjIxMjAwMTgxJTIyJTBBJTIwJTIwJTIwJTIwJTIwZGF0YS1hZC1mb3JtYXQlM0QlMjJhdXRvJTIyJTNFJTNDJTJGaW5zJTNFJTBBJTNDc2NyaXB0JTNFJTBBJTI4YWRzYnlnb29nbGUlMjAlM0QlMjB3aW5kb3cuYWRzYnlnb29nbGUlMjAlN0MlN0MlMjAlNUIlNUQlMjkucHVzaCUyOCU3QiU3RCUyOSUzQiUwQSUzQyUyRnNjcmlwdCUzRQ==[/vc_raw_html][td_block_11 custom_title=”MÁS DE INTERNACIONAL” header_color=”#bfb500″ category_id=”2″ limit=”2″][td_block_ad_box spot_id=”sidebar”][vc_raw_html]JTNDYSUyMGNsYXNzJTNEJTIydHdpdHRlci10aW1lbGluZSUyMiUyMGhyZWYlM0QlMjJodHRwcyUzQSUyRiUyRnR3aXR0ZXIuY29tJTJGRWxIZXJhbGRQb3N0JTIyJTIwZGF0YS13aWRnZXQtaWQlM0QlMjI3MTA4Nzg4NzcyMjk0NDUxMjElMjIlM0VUd2VldHMlMjBwb3IlMjBlbCUyMCU0MEVsSGVyYWxkUG9zdC4lM0MlMkZhJTNFJTBBJTNDc2NyaXB0JTNFJTIxZnVuY3Rpb24lMjhkJTJDcyUyQ2lkJTI5JTdCdmFyJTIwanMlMkNmanMlM0RkLmdldEVsZW1lbnRzQnlUYWdOYW1lJTI4cyUyOSU1QjAlNUQlMkNwJTNEJTJGJTVFaHR0cCUzQSUyRi50ZXN0JTI4ZC5sb2NhdGlvbiUyOSUzRiUyN2h0dHAlMjclM0ElMjdodHRwcyUyNyUzQmlmJTI4JTIxZC5nZXRFbGVtZW50QnlJZCUyOGlkJTI5JTI5JTdCanMlM0RkLmNyZWF0ZUVsZW1lbnQlMjhzJTI5JTNCanMuaWQlM0RpZCUzQmpzLnNyYyUzRHAlMkIlMjIlM0ElMkYlMkZwbGF0Zm9ybS50d2l0dGVyLmNvbSUyRndpZGdldHMuanMlMjIlM0JmanMucGFyZW50Tm9kZS5pbnNlcnRCZWZvcmUlMjhqcyUyQ2ZqcyUyOSUzQiU3RCU3RCUyOGRvY3VtZW50JTJDJTIyc2NyaXB0JTIyJTJDJTIydHdpdHRlci13anMlMjIlMjklM0IlM0MlMkZzY3JpcHQlM0U=[/vc_raw_html][/vc_column][/vc_row]

Dimite el primer ministro de Islandia por los ‘Papeles de Panamá’
Valora este artículo

Deja un comentario