Hace unos días, declaraba Guillermo Zapata por un tuit de escaso gusto que escribió hace unos años. En su momento, reaccioné airado por la falta de respeto que suponía su chiste hacia…las niñas de Alcasser, las únicas que están muertas de todas las mencionadas. Viví esa etapa tumbado en un sofá con la pierna en cabestrillo, con lo que desarrollé un vínculo emocional hacia esa historia, especialmente con aquella avanzadilla amarillista de Nieves Herrero.

Pero declara por algo llamado humillación a las víctimas del terrorismo. El absoluto desprecio que la tragedia de Alcasser sufre, respecto a una agresión terrorista, me sorprende: tres niñas fueron asesinadas con regodeo, tras haber sido violadas de la más horrible de las maneras, lentamente. Pero a nadie le preocupa que se humille a las víctimas de violación.

En un momento del juicio, el fiscal le pregunta que dónde está la gracia del tuit, a lo que Zapata responde que un chiste no tiene que ser gracioso. Discrepo, es un chiste debe ser gracioso, de lo contrario se llamaría anécdota o comentario. Pero si es un chiste es porque tiene gracia.  Realmente, a nadie se le escapa el humor negro del chiste, todos hemos oído hablar sobre porqué Fermín Cacho no participa en los juegos paralímpicos. La imagen del juicio era la imagen del cura reprobando a un niño que dijera ‘Jesús come caca’. ¿Dónde está la gracia?

¿Acaso la gracia viene definida claramente en la enciclopedia? ¿Hay una definición de lo gracioso? Si no entiendes un chiste, ¿es porque no es gracioso o porque no se entiende? ¿Qué consecuencias debe tener que un chiste no sea gracioso o tenga escaso gusto? ¿Puede inferirse del chiste alguna alabanza del terrorismo? SI así fuera ¿preferimos no conocer las opiniones de los que nos rodean, para poder vivir tranquilos hasta el momento en que cercenen definitivamente nuestra libertad? Y más acá: ¿qué es y cómo se define abiertamente el respeto? ¿Negando la verdad de las opiniones? ¿Impidiendo el humor, elemento que libera del miedo? ¿Hay mayor humillación que la que te convierte en una víctima del terrorismo de por vida? Irene Villa es el ejemplo vivo que dice que no humilla aquel que no puede hacerlo: nadie le hizo humillarse en una silla de ruedas y ella se ha ganado el respeto de todos por su trayectoria desde ese momento. Y dicen que el mayor desprecio es no hacer aprecio, así procedió ella, hasta ceder a la presión, con el tuit.

El problema de coartar la libertad de expresión es que el juez siempre tendrá un sesgo. ¿Hay algún daño moral irrestituible producido por papel y pluma?¿Si? Necesito ejemplos. ¿Te ofenden las palabras? No hay problema, oféndete, vete a casa, la vida sigue igual que antes.

Me recuerda a la defensa de la libertad de expresión que hemos visto a veces en el tribunal supremo de EEUU. Casos como el de Larry Flynt, exculpado por las viñetas. Elevar las ofensas a código legal es ilegalizar morales diferentes, no por el daño ajeno que puedan causar, sólo por sus conversaciones.

Pero, de manera práctica, eliminar la libertad de expresión impide el conocimiento de la sociedad a la que te enfrentas. ¿Cuántas veces hemos permitido a nuestra pareja desahogarse, simplemente por la liberación que supone la comunicación de los sentimientos? ¿Se me debe procesar por decir ‘Mataría a X lentamente hasta verlo sufrir?’  La libertad debe defenderse hasta sus últimas consecuencias, y no hay violación de propiedad privada alguna en el tuit de Zapata. Yo, prefiero que se exprese, conocerle para intentar convencerle de mi punto de vista o, en su caso, contenerle.  En el arte de la guerra, conocer al enemigo es esencial, incluso en la guerra dialéctica.

Conforme escribo esto sale el rumor de que se plantean prohibir memes, hace tiempo que me sigue una experta en copyright. Y Trump ganó las elecciones. ¿Para qué me levanto?

Gerónimo Perea


Acerca del autor: Gerónimo Perea

Soy gestor de patrimonio inmobiliario. Autónomo. Emprendedor. Multidisciplinar. Lo más importante, mi familia. Página personal

 

Más de Gerónimo Perea

Control de azafatas

La última cruzada de la censura feminista es la de las azafatas deportivas. A su juicio es denigrante el uso que se hace de...

La España que conozco

¿Cómo se puede hablar de la España que conozco, cuando siento que son tantas? Conozco la España imperial, la socialdemócrata, la ibérica, la dictatorial,...

Desasociarse del Estado

Otros antes que yo lo intentaron, y fracasaron. Intentaron divulgar la rebelión ante el robo que son los impuestos, como intentaron buscar formas de...
¿Dónde está la gracia?
4.5 (90%) 2 votes

No hay comentarios

Deja un comentario