Los inversores frenan el castigo al dólar y activan la corrección en el oro, reforzado en las últimas semanas.

El dólar se había convertido en las últimas jornadas en uno de los activos a evitar por parte de los inversores. Los temores a una posible victoria de Donald Trump en las elecciones estadounidenses había acelerado las caídas del billete verde.

La divisa estadounidense encadenó el viernes su cuarta jornada consecutiva de descensos respecto al resto de las principales monedas. En esta caída, el euro había alcanzado los 1,11 dólares, y la libra aceleró su remontada hasta los 1,25 dólares al término de su mejor semana desde el Brexit.

La semana comienza con un notable cambio de tendencia. El dólar se anota subidas significativas respecto al euro, a la libra y al yen. La noticia de la decisión del FBI de no procesar a Hillary Clinton por el uso de su correo personal podría devolver la ventaja a la candidata Demócrata en su pugna con Donald Trump.

La heterodoxia económica del candidato Republicano suscita los recelos generalizados en los mercados, y su remontada en las encuestas había hecho mella en la cotización del dólar. Ahora, el respiro que le otorga el FBI a Hillary Clinton refuerza sus opciones de victoria, y los inversores se apresuran a reajustar sus carteras.

El dólar, en vísperas ya de las elecciones estadounidenses, recupera una parte de lo perdido durante la semana pasada. El euro cede terreno y se aleja de los 1,11 dólares.

La libra también corta su escalada. Después de cerrar su mejor semana desde el Brexit, hoy se desinfla cerca de un punto porcentual. Con este recorte, no sólo pierde los 1,25 dólares que alcanzó el pasado viernes. En sus mínimos intradía llega a bajar de los 1,24 dólares.

En su cruce con el yen japonés, el dólar remonta hasta alcanzar sus niveles más elevados desde el pasado 1 de noviembre, los 104,55 yenes.

El oro pierde fuerza

El giro al alza en la cotización del dólar pone freno a la reciente escalada en el oro. Su precio alcanzó la semana pasada máximos de un mes, por encima de la barrera de los 1.300 dólares.

Los síntomas de debilidad del dólar y la mayor aversión al riesgo de cara a las elecciones estadounidenses reactivo la búsqueda de refugio en el oro. En la sesión de hoy los mercados aparcan su perfil más defensivo y la cotización del metal precioso activa al freno y baja claramente de los 1.300 dólares la onza.

NOTICIAS

Estonia, de miseria comunista a meca tecnológica de Europa

Cuando, en 1991, Estonia se convirtió en un país independiente, sus líderes políticos visualizaron el futuro en algo tan abstracto como la codificación y...

Trump desatado: “He heredado un desastre”

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha ofrecido este jueves su segunda rueda de prensa desde que llegó a la Casa Blanca, una comparecencia...
Valora este artículo

No hay comentarios

Deja un comentario