El ex presidente colombiano Álvaro Uribe, en la oposición desde que dejó el poder hace seis años, y su partido, el Centro Democrático, se erigen como los grandes ganadores del plebiscito sobre el acuerdo firmado con las FARC, en el que defendían el “No”, que deja como inesperado perdedor al presidente Juan Manuel Santos.

Contra todo pronóstico, la opción del “No” liderada por Uribe y su partido, el Centro Democrático, se ha impuesto con el 50,21% de los 12,8 millones de votos válidos, mientras que el “Sí” defendido por Santos, que consideraba el plebiscito “la decisión de voto más importante” de los colombianos “en toda su vida”, logró el 49,78%.

El presidente de Colombia apostó todo su capital político a una consulta que no era necesario convocar, porque la Constitución lo faculta para buscar y firmar la paz del país, pero Santos insistió, probablemente para implicar emocionalmente a todos los colombianos en la rendición ante las FARC, en hacer el plebiscito para que los colombianos dieran la “última palabra” sobre el acuerdo firmado hace solo seis días. Y esa palabra ha sido “No”. “No” a que los terribles crímenes perpetrados por la narcoguerrilla comunista de las FARC queden impunes.

El analista político Fernando Giraldo, profesor de la Universidad Javeriana de Bogotá, ha señalado que tras la derrota en el plebiscito se entra en una etapa “como de una caja negra” porque realmente no se sabe qué va a pasar con el acuerdo de paz que Santos y el jefe máximo de las FARC, Rodrigo Londoño, alias “Timochenko”, firmaron en un acto solemne ante la comunidad internacional el pasado 26 de septiembre.

Para Giraldo, con el resultado del plebiscito “se debilita toda la institucionalidad, se debilita el Gobierno y el país queda fracturado”. Eso porque la victoria del “no” fue demasiado estrecha, de solo 0,43 puntos porcentuales, en la práctica de 53.894 votos en un universo de 34.899.945 electores habilitados para ir a las urnas.

En opinión de Giraldo, políticamente sale ganando también el Centro Democrático, aunque explicó que cuando dice “ganador es que gana esta batalla pero mañana la puede perder” dependiendo del rumbo que tome una eventual renegociación del acuerdo, como propone Uribe. “Hoy ellos salen airosos de esto”, declaró el analista en referencia no solo al resultado de las urnas sino también al anuncio del jefe de Estado de que convocará “a todas las fuerzas políticas, y en particular a las que se manifestaron hoy por el ‘no’, para escucharlas, abrir espacios de diálogo y determinar el camino a seguir”.

Centro Democrático enarboló la bandera del “no” y sostuvo que si se aprobaba el plebiscito las FARC tenían prácticamente garantizada la impunidad porque los responsables de crímenes de lesa humanidad y de reclutar menores, entre otros delitos, no pagarían cárcel.

Uno de los escuderos de Uribe, Francisco Santos, que fue su vicepresidente durante los ocho años de su Gobierno (2002-2010), sorprendió hoy por su tono conciliador al comentar el resultado del plebiscito. Santos, que es primo del presidente, consideró que para la renegociación “no hay que arrancar de ceros porque hay muchos elementos que están bien construidos”, un reconocimiento a la labor de los negociadores de paz que nadie esperaba.

Sea como fuere, el plebiscito deja como perdedoresal presidente y los partidos de su coalición de Gobierno, así como figuras de la talla del expresidente César Gaviria, quien asumió la campaña del “sí” y no pudo conducirla a la vitoria.

NOTICIAS

Estonia, de miseria comunista a meca tecnológica de Europa

Cuando, en 1991, Estonia se convirtió en un país independiente, sus líderes políticos visualizaron el futuro en algo tan abstracto como la codificación y...

Trump desatado: “He heredado un desastre”

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha ofrecido este jueves su segunda rueda de prensa desde que llegó a la Casa Blanca, una comparecencia...

Estibadores: las claves del conflicto

El conflicto en el sector de la estiba en España está en su punto más álgido. Los puertos españoles están pendientes de un hilo...
Valora este artículo

No hay comentarios

Deja un comentario