La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha indicado este lunes que el Gobierno ha sido “bastante selectivo” en la subida de impuestos, que ha afectado al Impuesto sobre Sociedades y a los tributos que gravan los denominados “consumos negativos”, como el alcohol y el tabaco, pero no se ha tocado ni el IRPF ni el IVA.

Sáenz de Santamaría, en una entrevista en la COPE, afirmó que al Gobierno no le quedó más remedio que subir el IRPF y el IVA en la legislatura pasada por la situación económica en la que se encontraba España, y añadió que las actuales subidas impositivas son “necesarias” para consolidar la senda de reducción del déficit, que es “bueno” para el crecimiento y la creación de empleo.

No obstante, recordó que en 2015 el Ejecutivo bajó el IRPF y el Impuesto sobre Sociedades y que volverá a bajar los impuestos “cuando se pueda”.

“Hemos sido bastante selectivos en la subida de algunos de esos impuestos y teniendo muy presentes las aportaciones de otros partidos políticos que se han sumado a dichos acuerdos”, reiteró la vicepresidenta, tras indicar que se han subido los impuestos al alcohol, al tabaco y al azúcar, consumos que la propia Comisión Europea “está marcando” que se tienen que gravar por una función “disuasoria” más que recaudatoria.

NOTICIAS

Estonia, de miseria comunista a meca tecnológica de Europa

Cuando, en 1991, Estonia se convirtió en un país independiente, sus líderes políticos visualizaron el futuro en algo tan abstracto como la codificación y...

Trump desatado: “He heredado un desastre”

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha ofrecido este jueves su segunda rueda de prensa desde que llegó a la Casa Blanca, una comparecencia...
Valora este artículo

No hay comentarios

Deja un comentario