Interamerican Institute for Democracy - Logo

En una nota de prensa, el Interamerican Institute of Democracy (IID) muestra su apoyo a la Asamblea Nacional venezolana, que el pasado día 23 aprobó el inicio de un juicio político contra Nicolás Maduro, y pide la liberación de todos los presos políticos encarcelados por el régimen autoritario chavista.

Esta organización, cuyo presidente es el reconocido escritor cubano Carlos Alberto Montaner, fiel a su misión de apoyar las ideas y las causas justas que ayuden al fortalecimiento de los procesos y las instituciones democráticas en América Latina, ante la crisis humanitaria que atraviesa Venezuela, declara en su comunicado su apoyo “irrestricto” a la Asamblea Nacional, “única rama democrática del Poder Nacional en Venezuela”, según apuntan en su nota de prensa, “en su lucha por restaurar la legalidad, el respeto a la Constitución y el Estado de Derecho en su país.”

La IID así mismo hace un llamamiento  a la paz y al diálogo, “es fundamental evitar la violencia y participar en un diálogo serio entre el gobierno y la oposición.” Aunque para ello ponen tres condiciones:

  • Primero, se libere a todos los presos políticos mantenidos injustamente en cautiverio.
  • Segundo, se ordene sin más dilaciones ni subterfugios insustanciales el Referéndum Revocatorio legitimado por la Constitución, o, en su defecto, se fije la fecha, dentro del 2016, para la instrumentación de la fórmula constitucional que permita al pueblo expresarse libremente y elegir al presidente de la República.
  • Tercero, se respete el espíritu y la letra de la Carta Democrática Interamericana de la OEA, firmada en Lima en el 2001 por los países de las Américas, durante la presidencia de Hugo Chávez Frías.

El Interamerican Institute for Democracy ve un riesgo serio de fractura total en Venezuela con bandos enfrentados de manera violenta, por eso “Venezuela debe retomar el camino de la constitucionalidad y la legalidad antes de que sea demasiado tarde.”

NOTICIAS

Estonia, de miseria comunista a meca tecnológica de Europa

Cuando, en 1991, Estonia se convirtió en un país independiente, sus líderes políticos visualizaron el futuro en algo tan abstracto como la codificación y...
Valora este artículo

No hay comentarios

Deja un comentario