Política

El P-LIB se ofrece para solucionar el conflicto del taxi

En medio de la vorágine de acusaciones entre los diferentes actores políticos y sociales, con la brutal violencia desatada por el lobby el taxi contra usuarios y trabajadores, lo que todos echábamos en falta eran propuestas que fueran más allá de la acostumbrada demagogia política. En este sentido hoy nos hemos llevado una grata sorpresa de mano del Partido Libertario (P-LIB) al recibir una nota de prensa en la que se aporta, al fin, una propuesta sensata para superar este punto de estancamiento violento, para el que la única solución que hasta ahora se ha dado es la de más de lo mismo, es decir, más control y restricción de los derechos y libertades de los ciudadanos en favor del lobby del taxi. El P-LIB ofrece una solución definitiva que garantiza los puestos de trabajo y la libre competencia.

El P-LIB, según expresa en su nota de prensa, condena rotundamente los actos de violencia producidos en la huelga del Taxi en Barcelona y otras ciudades en los últimos días, y reclama que caiga sobre sus autores todo el peso de la ley.

Así mismo el P-LIB extiende su condena a los actos de coacción que han perjudicado gravemente a miles de ciudadanos, como los cortes de tráfico, los bloqueos de aeropuertos, y los piquetes “informativos” de taxistas. Los libertarios denuncian el hecho de que este tipo de prácticas hayan acabado por normalizarse en nuestra sociedad, y sus responsables no paguen en la mayoría de los casos precio alguno por ello. Entre los afectados hay numerosos turistas que se han quedado tirados en los pocos días que tenían de vacaciones, y que tras la experiencia vivida, se pensarán dos veces el volver a pasarlas en España. Un país en el que el Turismo ya supone el 13% del PIB.

Para el Partido Libertario se trata de un conflicto 100% artificial, provocado por la regulación absurda de una actividad económica y la pretensión del Estado (en este caso en su versión municipal) de controlar mediante licencias dicha actividad. No olvidemos, aclaran en su nota de prensa, que un taxi no es sino un Vehículo de Transporte con Conductor, y que un VTC no deja de ser un Taxi independiente del ayuntamiento correspondiente. Si no fuera por las licencias y regulaciones, los taxistas no tendrían problema en adaptarse al mercado, sin quedar fuera de él y sin endeudarse.

Cuando el Estado dice que “regula” un sector, lo que hace es impedir una sana competencia que lleva a la excelencia, dificultar el trabajo de los profesionales, y encarecer y reducir la oferta a los consumidores.

Ante este conflicto el Partido Libertario ofrece a todas las partes una solución de Mercado libre + Compensación fiscal por licencia, para que los taxistas que ya han pagado una de estas licencias puedan recuperar su coste sin un impacto directo para el contribuyente, y para que todos puedan competir sin licencias y en igualdad de condiciones. Es decir, un mercado de transporte urbano completamente libre por un lado, y la bonificación de impuestos profesionales hasta que se cubra el coste original de la licencia de taxi por otro.

La nota de prensa de los libertarios termina afirmando de manera rotunda que la economía colaborativa es una expresión libertaria de la actividad económica de las personas, y el P-LIB siempre la defenderá con todas sus fuerzas.

El Presidente del Partido Libertario, Daniel Martínez, ha declarado en relación a este conflicto que “es inadmisible que unos pocos se permitan agredir a personas, destrozar la propiedad privada, atentar contra la libertad de circulación, y obstaculizar el progreso. Hay que hacerles frente con el mercado libre, con el Partido Libertario”.

Parece que el P-LIB se ofrece a mediar en este conflicto aportando una solución satisfactoria. ¿Se atreverán las partes a aceptar esta mediación o les moverán otros intereses?. No tardaremos en saberlo.

Compartir

Leer respuestas y comentar (0)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *