Ocio&Gastronomia

España busca dar el gran salto en la Gamescom 2018

El próximo 21 de agosto abrirá sus puertas en Colonia la Gamescom, el principal escaparate del entretenimiento interactivo en Europa. Y lo hará con una fuerte presencia española, que buscará mostrar la pujanza de una industria que, poco a poco, va rompiendo barreras. Títulos como Rime, de los madrileños Tequila Works, han demostrado que España puede competir con talento en un sector dominado por las grandes empresas norteamericanas y japonesas.

El gran reto de las empresas españolas sigue siendo la internacionalización y el acceso a la financiación, en un sector en el que predominan las desarrolladoras de tamaño pequeño. Según el Libro blanco del Desarrollo Español de Videojuegos 2018, el 91% de las empresas factura menos de 2 millones de euros y el 80% emplea a menos de 10 personas. Muy lejos de países de nuestro entorno como Francia, que cuenta con el gigante Ubisoft y franquicias como Assassin’s Creed, The Division y Farcry.

Por primera vez en los diez años de historia de la Gamescom, España estará presente en la Koelnmesse como país invitado tanto en el área de negocio como en la de entretenimiento.

Los visitantes podrán participar en charlas y talleres con los mejores expertos españoles. También habrá sesiones específicas para estudios de programación y se presentará la guíaGames from Spain, que proporciona abundante información sobre nuestro mercado y una visión general de las empresas del sector.

Desde el año 2011 ICEX respalda la presencia de compañías españolas en Gamescom. En colaboración la Asociación Española de Videojuegos (AEVI), la institución apoya la participación de desarrolladores, productores y proveedores de servicios españoles en la feria de este año. También la Asociación Española de Empresas Productoras y Desarrolladoras de Videojuegos y Software de Entretenimiento (DEV) apoya la iniciativa.

Un sector que factura más del doble que el cine

Según los datos del Anuario de la Industria del Videojuego elaborado por AEVI, en 2017 el consumo de videojuegos facturó 1.359 millones de euros en España. En el mismo período, la industria del cine facturó 597 millones y la de la música grabada 232. España es el cuarto mercado europeo, por detrás de Alemania, Reino Unido y Francia. Llama la atención que en este caso el IVA no parece ser un obstáculo en el consumo del producto como así resulta ser según el lobby del cine.

El sector productor de videojuegos españoles facturó 713 millones de euros en 2017. La cifra, proporcionada por DEV, supone un aumento del 15,6% respecto a 2016. De la misma manera, incrementó su plantilla en un 16,5%, alcanzando los 6.337 profesionales en más de 450 empresas. La asocación de los desarrolladores también destaca como uno de los grandes retos de la industria la presencia de la mujer, que solo llega al 16,5%. Lamentablemente, es un porcentaje similar al que se da en la mayoría de países de la Unión Europea.

Compartir

Leer respuestas y comentar (0)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *