EconomíaInternacional

España estancada en innovación

Si España tiene en el Mundial la maldición de los cuartos, en el Índice Mundial de Innovación tenemos la maldición del puesto 28. No pasamos de ahí desde que llegamos en 2014 y seguimos sin recuperar los niveles de inversión en i+D anteriores a la crisis económica. A nivel europeo, España se sitúa por encima de la República Checa y Malta, pero es claramente superada por países como Suiza, Países Bajos, Suecia o Alemania.

El estudio, elaborado por la Universidad Cornell de EE.UU., el INSEAD y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), resalta no obstante que España, junto con EE.UU., Alemania e India es uno de los cinco grandes productores mundiales de energía eólica y, como el resto, continúa con un crecimiento estable en este campo, destaca este informe. Sin embargo, el enorme intrusismo del Estado en este sector, así como en todo lo laboral y económico, hace que el desarrollo sea difícil. Con más de 60 parques tecnológicos repartidos por toda la geografía española, construidos con subvenciones de la Unión Europea y España, con las actividades allí desarrolladas fuertemente subvencionadas en muchos casos, dependientes del poder político de la zona en la que cada uno se encuentra, no parece por lo tanto que la solución pase por un refuerzo de dichas subvenciones o de su dependencia de los políticos.

Chile, el país mejor situado de Latinoamérica

Pese a caer una posición, Chile es el país mejor situado en Latinoamérica, en el puesto 47, seguido de Costa Rica -también baja un lugar-, en el 54, y México, en el 56, que sube dos. Otros dos países latinos aparecen en la mitad superior del listado: Uruguay (62) y Colombia (63).

En la parte baja se encuentran Brasil (64), Panamá (70), Perú (71), Argentina (80), Jamaica (81), República Dominicana (87), Paraguay (87), Trinidad y Tobago (96), Ecuador (97), Guatemala (102), El Salvador (104), Honduras (105) y Bolivia, que se sitúa en el puesto 117 de un total de 126 países.

Como ya pasó el año pasado, Nicaragua y Venezuela no se incluyen en el listado por falta de datos.

El estudio revela que solo hay tres países latinoamericanos con economías de ingresos altos (Chile, Uruguay y Trinidad y Tobago) y advierte de que Latinoamérica no ha mejorado significativamente sus índices de innovación en comparación con otras regiones.

Aun así, por primera vez desde que existe este índice dos países latinoamericanos, Costa Rica (53) y Colombia (65), son reconocidos como “triunfadores de la innovación” en reconocimiento a sus esfuerzos.

China e Israel escalan con fuerza entre los países más innovadores

A nivel mundial, destaca China por escalar con fuerza en el ránking al pasar del puesto 22 al 17, lo que denota una transformación de la economía del gigante asiático gracias a sus políticas destinadas al desarrollo y la investigación.

El Índice Mundial de Innovación también revela un fuerte impulso por parte de Israel, que pasa de ser el país número 17 en la clasificación a convertirse en el 11.

Suiza, líder mundial en innovación

Suiza sigue siendo un año más el país líder del ránking mundial, que en sus primeros diez lugares están, tras el país helvético, Países Bajos, Suecia, Reino Unido, Singapur, Estados Unidos, Finlandia, Dinamarca, Alemania e Irlanda. Llama especialmente la atención el destacado lugar en el que se sitúa Irlanda, país que no hace mucho se situaba en lo más profundo de la crisis al pertenecer al grupo europeo de los denominados PIIGS (Portugal, Italia, Irlanda, Grecia y España). Está claro que la senda de cambios emprendida por Irlanda ha dado sus frutos y a día de hoy se encuentra en la punta de lanza de la Unión europea en cuanto a crecimiento, progreso, y derechos y libertades individuales.

Respecto a la progresión de China, el director general de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, Francis Gurry, afirmó en Nueva York que el esfuerzo de este país “pone de manifiesto” que este país ha apostado por “trasladar la base estructural de su economía hacia industrias más centradas en el conocimiento” y en valerse de la innovación para ser más competitivo, una tendencia que es el anuncio, según Gurry, de “la llegada de la innovación multipolar”.

Lo cierto es que China, pese a la guerra comercial desatada contra Estados Unidos, parece que va transitando poco a poco desde su desfasado y fracasado sistema comunista hacia un sistema socialista, fuertemente controlado por el Estado, cada vez más parecido al modelo europeo.

Esta tendencia se ve reforzada por el hecho de que países asiáticos como Indonesia, Malasia, Tailandia y Vietnam siguen avanzando puestos en la clasificación.

“A medida que pasa el tiempo, una serie de economías emergentes destacan por ser verdaderos motores del mundo de la innovación“, afirmó el profesor de gestión de la Universidad de Cornell, Soumitra Dutta, que hace extensiva esta tendencia a países no sólo asiáticos, sino también latinoamericanos como México. La República Islámica de Irán (75), que escala diez puestos, también sería un ejemplo de país emergente.

Estos análisis anuales sirven para evaluar, a partir de 80 indicadores distintos, el grado de innovación de 126 economías del mundo poniendo de relieve sus virtudes y defectos.

Compartir

Leer respuestas y comentar (0)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *