El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha confirmado hoy que los diputados socialistas catalanes “desobedecerán” la consigna de abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy. Iceta se ha mostrado dispuesto a asumir las consecuencias, incluso si eso acabase conllevando un cambio de relación con el PSOE.

Miquel Iceta ha señalado que “con toda probabilidad” el Consell Nacional del PSC, máximo órgano del partido entre congresos, decidirá mañana mantener el ‘no’ a Rajoy, en discordancia con el Comité Federal del PSOE, porque los socialistas catalanes “no pueden hacer otra cosa”.

“Lo que está en duda es si el PSOE será capaz de encajar esto o no”, ha afirmado Iceta, que ha tratado de desdramatizar el choque interno: “Si el PSOE dice que quiere revisar la relación que tiene con el socialismo catalán tiene derecho a hacerlo”.

El primer secretario del PSC ha contrastado la predisposición de éste a asumir algún tipo de represalia con la actitud de los soberanistas que propugnan desacatar la ley para caminar hacia la independencia: “Nosotros desobedecemos y estamos dispuestos a aguantar las consecuencias. Hay algunos que quieren desobedecer y después no quieren encajar las consecuencias de desobedecer”.

¿Un nuevo modelo de relación PSOE-PSC?

El acuerdo del Comité Federal complica mucho las relaciones del PSOE con el PSC, que ha insistido en las últimas semanas en su posición de no dejar que gobierne el PP, lo que pretende ratificar el martes en su Consell Nacional.

Según Iceta, hay cuatro alternativas: mantener el protocolo de unidad que vincula a PSC y PSOE desde 1978, copiar el modelo de los democristianos alemanes de la CDU y sus aliados socialcristianos de Baviera, la CSU, crear una federación catalana del PSOE que compita con el PSC en Cataluña o que esta federación catalana del PSOE acabe convergiendo con el propio PSC. La apuesta de Iceta es “seguir” con la relación actual, aunque ha reconocido que pensar que este acto de desobediencia no tendrá consecuencias “no es sensato, no es razonable”.

Iceta, que se ha mostrado crítico con la abstención “gratis total” que ofrecerá el PSOE al PP, ha comentado que a Pedro Sánchez, tras haber prometido durante meses que en ningún caso facilitará la investidura de Rajoy, ahora “no se le puede pedir que se abstenga”. A su juicio, Sánchez puede optar por votar ‘no’, no participar en la votación o entregar el acta de diputado, aunque esto último no es recomendable si su intención es presentar “batalla” para ser el próximo secretario general del PSOE dentro de unos meses.

Según Iceta, que ha sugerido que el congreso del PSOE puede tener lugar antes del próximo verano, el jefe de filas de los socialistas en el Congreso podría ser a partir de ahora Antonio Hernando, que tiene “mucho oficio y ha mantenido la “cohesión” del grupo, o Eduardo Madina.

En su opinión, “el PSOE es más federal de lo que se piensa” y “no se puede llevar la dirección del partido sólo desde la calle Ferraz” de manera que, aunque “el PSOE de Andalucía tiene un papel muy importante”, también “debe ser capaz de integrar otras visiones”. Para Iceta, los “poderes” del PSOE son ahora mismo nombres como Susana Díaz, Ximo Puig, Javier Lambán o Guillermo Fernández Vara.

MÁS DE POLÍTICA

Ayer los mineros, hoy los estibadores y mañana… la quiebra

Estos días con la nueva reforma para liberalizar la actividad portuaria, los grupos de presión de turno están calentando motores. Primero habría que ver...

Sobre el liderazgo

Si hay algo que ha aportado munición a aquellos que se desgañitan contra el capitalismo es, sin duda, la pésima gestión, no solo a...

La revolución de la honradez

Parece que el siglo XXI no será el de otro socialismo trasnochado, como pretendían algunos descerebrados empedernidos, sino el de la honradez, compañera imprescindible...
Valora este artículo

No hay comentarios

Deja un comentario