Internacional

La Asamblea Nacional de Cuba aprueba por unanimidad el proyecto de reforma constitucional

Los 605 diputados cubanos que integran la Asamblea Nacional del Poder Popular (parlamento) han aprobado por unanimidad el proyecto de Reforma Constitucional, que se someterá a consulta popular del 13 de agosto hasta el 15 de noviembre. La idea es formalizar constitucionalmente la apertura económica y social de la isla mientras se mantiene la “naturaleza irrevocable del socialismo”. Así, parece que la dictadura comunista cubana reconoce tácitamente su notorio fracaso y la necesidad de impulsar reformas.

“Quiero reconocer el estudio, la profundidad, consciente de la responsabilidad que asumen, que demostró cada uno de los diputados durante estos días, en que estuvieron analizando y debatiendo este importante documento”, ha declarado el presidente del Parlamento, Esteban Lazo, al clausurar la primera sesión ordinaria de la IX legislatura del parlamento de la isla.

Al final de la discusión en el plenario, Lazo propuso adoptar dos acuerdos, aprobando el proyecto de Reforma Constitucional con las modificaciones hechas, y de discusión ciudadana del texto, ambos refrendados unánimemente por los diputados.

“Esta discusión tiene un gran valor, y es que ayuda a introducir al pueblo, el verdadero destinatario de todo este proceso, para la discusión que se llevará adelante en los próximos meses”, subrayó el presidente de la Asamblea Nacional.

Durante la jornada del domingo, se discutieron temas referidos a los derechos de los ciudadanos, entre ellos el matrimonio LGBT, la no discriminación por razones de género y sexo, las garantías ciudadanas, y el derecho a la mujer y la familia.

Y es que conviene recordar que en el paraíso comunista cubano los gays han sido encarcelados y ejecutados por el mero hecho de serlo desde el primer día del régimen, habiendo sido notorios homófobos tanto Ernesto “Che” Guevara, que llegó a ejecutar personalmente a más de un preso, como Fidel Castro.

UN PRESIDENTE AFORTUNADO

El presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, quien llegó a declarar en su discurso inaugural que “no había lugar en Cuba para quienes luchan por la restauración del capitalismo”, ha aplaudido el proceso como un triunfo del pueblo cubano. “Precisamente el año en que conmemoraremos el 150 aniversario del inicio de las guerras de independencia de Cuba y como expresión de que en el presente continuamos las luchas revolucionarias que nos han distinguido por más de una centuria y media, se desarrolla esta histórica sesión de la Asamblea Nacional”, ha declarado en la sesión.

“Soy un presidente afortunado, no solo por el extraordinario pueblo al que debo servir, sino por la excepcionalidad de quienes me han precedido. Todo lo que hemos hecho en estos primeros meses se orienta al objetivo primordial de servir a Cuba, con el oído pegado a la tierra y con los ojos bien abiertos como ha pedido Raúl (Castro)” ha expuesto Díaz-Canel, en referencia a su predecesor en la Presidencia, en declaraciones recogidas por el órgano portavoz del Partido Comunista de Cuba, el diario ‘Granma’.

INCLUSIVIDAD

El proyecto de la nueva Constitución de Cuba dará luz verde al debate sobre la inclusión del matrimonio entre dos personas, sin especificar su sexo, según ha anunciado este sábado el secretario del Consejo de Estado cubano, Homero Acosta, ante unos 600 diputados de la Asamblea Nacional.

La Constitución vigente de la era soviética de 1976, modificada en 1992 y 2002, define el matrimonio como la unión concertada voluntariamente entre un hombre y una mujer “a fin de hacer una vida en común”.

Cuba actualmente permite las operaciones quirúrgicas de cambio de sexo en la isla.

“Creo que los principios de igualdad, de justicia y de humanismo que tiene nuestro proyecto se refuerzan con esa posibilidad del matrimonio entre dos personas”, ha declarado Acosta al abordar el análisis del proyecto.

Acosta, quien es uno de los artífices en la preparación del texto, ha puntualizado que “hay alrededor de 24 países que tienen incorporados este concepto y nosotros no podíamos dar la espalda a este asunto cuando estamos conformando la Constitución”.

Ahora queda por ver si en Cuba los gays y lesbianas podrán tener una vida normal como en muchos países occidentales, o si seguirán siendo perseguidos y castigados por el régimen comunista.

Compartir

Leer respuestas y comentar (0)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *