[vc_row][vc_column width=”2/3″][vc_column_text]

La evolución de la sociedad está permitiendo espacios colaborativos inimaginables no hace muchos años.

Se ha generado cierto debate por la aparición de empresas que ayudan a los consumidores con intereses comunes a ponerse de acuerdo, a compartir bienes o servicios, a ser más eficientes y a mejorar el sostenimiento del medio ambiente. Me refiero a empresas que permiten poner en contacto a personas que quieren compartir vehículo, casa, utensilios, etc.

Los detractores de estas plataformas se agarran a la ultra-legalidad, sin duda porque tienen intereses de oligopolio que pueden verse afectados. Desde un punto de vista neutro, ¿Quién podría estar en contra de compartir, de colaborar para un beneficio mutuo que además es una alternativa menos dañina para el medio ambiente al generar menos contaminación?

Las sociedades libres deben permitir a las personas tomar decisiones libres, y si eso pasa por compartir el coche para desplazarse, la oficina para trabajar o intercambiar tu casa para conocer otro lugar, no debería haber ningún requisito legal que te impidiese ser colaborativo.

Pero claro, en una sociedad ultra intervenida, cualquier alternativa a la rigidez existente suena rara, sospechosa. Y yendo más allá denota ciertos comportamientos sociales egoístas, de desconfianza, en los que ciertas personas prefieren seguir estando mal a cambio de que otros no se desarrollen.

La sociedad del futuro será colaborativa o no será. En un mundo global con casi 7.500 millones de personas, los recursos naturales deben usarse de forma eficiente y no malgastarlos alegremente, ya que las futuras generaciones dependen de ello. El bucle fabricar-consumir-tirar se verá sustituido por el círculo virtuoso de reciclar-usar-compartir y quienes lo entiendan podrán desarrollar negocios exitosos (además de la satisfacción personal de contribuir a la mejora de la sociedad).

Es curioso observar cómo los partidos de izquierdas, que siempre han sido defensores de la ecología y de la “clase obrera” sean tibios a la hora de posicionarse a favor de la liberalización total. En este sentido, con una economía colaborativa las personas con menos recursos pueden optar a bienes y servicios que de otra forma les resultaría imposible. El medio ambiente se beneficia porque se gasta lo que se usa y se consume lo que se necesita, es decir, se evita polución innecesaria. Entonces, ¿por qué no enarbolan la bandera de la liberalización de bienes y servicios compartidos sin intervención estatal si beneficia a todo el mundo, sobre todo a menos favorecidos? ¿Tendrán “intereses privados”, ocultos, “capitalistas” o simplemente controlar por controlar?

[/vc_column_text][vc_separator color=”custom” border_width=”2″ accent_color=”#c4bd00″][vc_column_text]
César CasajúsAcerca del autor: César Casajús

César Casajús es un emprendedor y empresario donostiarra, profesional de la industria farmacéutica, de la salud, y experto en negociación. Imparte seminarios y formación relacionados con el sector farmacéutico. En la actualidad es el Coordinador General de Euskadi del Partido Libertario (P-LIB).

[/vc_column_text][/vc_column][vc_column width=”1/3″][vc_widget_sidebar sidebar_id=”td-default”]

ECONOMÍA

Aumentan las hipotecas un 29,1% en agosto

Según informa este viernes el Instituto Nacional de Estadística (INE), el número de hipotecas constituidas sobre viviendas inscritas en los registros de la propiedad...

Estibadores: las claves del conflicto

El conflicto en el sector de la estiba en España está en su punto más álgido. Los puertos españoles están pendientes de un hilo...

Ayer los mineros, hoy los estibadores y mañana… la quiebra

Estos días con la nueva reforma para liberalizar la actividad portuaria, los grupos de presión de turno están calentando motores. Primero habría que ver...

POLÍTICA

La Fiscalía se querellará por rebelión contra los que participen en la DUI

La Fiscalía General del Estado lleva semanas preparando la posible interposición de una querella contra el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, si se...

Rajoy carga contra Puigdemont por la activación del artículo 155: “Él y sólo él”

El jefe del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado hoy que el presidente catalán, Carles Puigdemont, es el único responsable de que se haya activado...
[/vc_column][/vc_row]

La colaboración como solución a ciertos problemas
5 (100%) 1 vote

1 Comentario

  1. […] El consumo colaborativo genera más de 13 billones de euros de manera global, y se estima que puede generar oportunidades de negocio por valor de 293 billones de euros de aquí a 2025. Se calcula que la actividad de carsharing aumentará en un 23% durante ese periodo. Farrelly participó en París en un debate sobre el futuro de los ecosistemas de movilidad en el Festival Ouishare, el mayor encuentro del mundo en materia de consumo colaborativo. Ford se encuentra actualmente en proceso de expansión como empresa de automóviles pero también como empresa de movilidad, como parte de su plan Ford Smart Mobility, que busca posicionar a la marca como líder en conectividad, movilidad, vehículos autónomos, experiencia de usuario y datos y analíticas. FordPass, la nueva plataforma de experiencia de usuario de la compañía, debuta este año en Europa. Algunos nuevos partners de FordPass incluyen BP y Mobile City, una empresa de pago móvil de estacionamiento líder en su sector. FordPass también integrará Ford Carsharing, ofrecida por Ford Alemania y operada por la compañía de carsharing multipartner Flinkster Carsharing. […]

Deja un comentario