En mi Ancapia particular la señal de internet llega con buena calidad a través de un cable hermoso y blanco. Un buen router wifi la reparte por media calle. Las ondas nos traen bytes en distintos formatos. El video es uno de esos formatos. Estos últimos días dos videos han llamado la atención de quien suscribe y de algunos más. Quizá por distintas razones. Pero ilustran perfectamente quienes somos los humanos y por qué somos libre mercado.

En el primero de ellos Iker Jiménez, glosaba en algo menos de dos minutos las razones por las que se considera liberal. Y lo hacía con gracia y desparpajo. Con claridad meridiana. Con instructiva labia y destreza. No dejen de verlo, pues sirve tanto para los no iniciados como para los expertos que no se hacen entender y que buscan una explicación sencilla. Interesante el montaje de @demetrio_rich. He de decir que desconocía que Iker y yo tuviéramos formas similares de aproximarnos a estas cuestiones. Y, como cualquier ser humano, ser sociable, eso me hace empatizar con él. También confesaré que no he visto Cuarto Milenio ni cinco minutos en total. Contando todas las veces que haya podido pasar por encima haciendo zapping. Y que no creo que empiece el ¿domingo? El producto que vende interesará a otros. No a mí. No creo que se ofenda por ello. Como yo no me ofendería si dijera él que los shows de Metal Puppies carecen de fuerza, garra o son muy pop. Cada uno pone en la mesa lo que tiene y trata de ganarse la vida con ello.

El segundo ha trascendido ampliamente las fronteras de Ancapia. Los creadores de la campaña del Salón Erótico de Barcelona se han ganado el sueldo. Poner a Amarna Miller al frente de un video de esos que tocan la fibra, con una retahíla de clichés socialmente sensibles ha sido todo un acierto. El revuelo que han formado en propios y ajenos ha sido importante. Como no podía ser de otra manera, desde las filas de la propia Amarna, podemita confesa, le han llovido los palos por dejarse uno de los topicazos de lado. No aparece crítica alguna acerca de que existan mujeres, como la propia protagonista del spot, que se ganen la vida usando su cuerpo como les dé la gana, sin el permiso del progrerío biempensante. Bien sea como madres de alquiler o follando lo que les parezca. No tocaba viendo quien es el pagano del asunto.

También empatizo con Amarna Miller. Me gusta la gente que se gana la vida como quiere. Me gusta Henry Miller. Y me gusta lo que hace. Representa una de las razas más divertidas que campan por el Libre Mercado. El que triunfa en él criticándolo. Desde los tiempos de los Hermanos Lumière es bien sabido que a todos los hombres nos gusta ver cópulas varias y todo tipo de juegos de alcoba. Así el porno se ha convertido en una industria prospera. Con luces y sombras, como todas, pero que cubre un mercado potencial muy importante. Prácticamente todo el género masculino y algo del femenino. Los hombres vemos porno y tu Cari también, chata. Amarna puede decir lo que quiera en las charlas de Podemos, pero desde luego, participa del libre mercado. Como los gays con camisetas del Che o los que visten camisas con la cara de Marx hechas en Sri Lanka. En el Mercado caben todos. Incluso los que lo detestan.

Y lo mejor de todo es que seguiré siendo fan de Siniestro Total, por mucho que continúen saliendo a sus conciertos con el puño en alto. Me gusta la mierda que venden. Y seguiré viendo videos de Amarna Miller o de Brandi Love cuando me apetezca. Y, aunque me gustaría tomarme una cerveza con él, no me gusta el programa de Iker Jiménez, Cuarto Milenio, y no lo veré. Creo. Todos intercambiamos. Todos necesitamos intercambiar. No importa lo que pienses del asunto. ¿O le preguntas al tipo del bar a quién vota, sediento y con 40 grados a la sombra? No. Le pides una cerveza.

José Luis MontesinosAcerca del autor: José Luis Montesinos

Ingeniero, empresario, bohemio, cantando en Metal Puppies y autor del libro Johnny B. Bad. Miembro del Comité Ejecutivo Federal del Partido Libertario (P-LIB)

Más de José Luis Montesinos

Sobre el liderazgo

Si hay algo que ha aportado munición a aquellos que se desgañitan contra el capitalismo es, sin duda, la pésima gestión, no solo a...

Parásitos de la Libertad

Tras el espeluznante legado que deja atrás la presidencia de Barack Obama es del todo entendible que muchos se agarren a un clavo ardiendo....
La musa porno del libre mercado
5 (100%) 5 votes

No hay comentarios

Deja un comentario