La zurda española nos invita a un griego

El título del presente escrito puede llevar a error, a veces con esto de los idiomas y nacionalidades pasa lo que pasa. Allá por 1962, sólo unos pocos años después de la Edad del Hierro, recuerdo el ataque incontenible de risa que acometió a un grupo de alumnos de la facultad de derecho de La Sorbona, cuando un servidor les explicaba el significado de “un francés” en España y aunque lo del griego es posterior, los anuncios por palabras de los periódicos  se encargaron que lo de “un griego” tuviera una nueva connotación.

Cuando digo que se nos invita a un griego, quiero decir que siguiendo las prédicas de la izquierda nacional, vamos a recorrer un camino similar al que sufrieron los ciudadanos griegos, que fiaron de las promesas de su izquierda y al final, mucho más perjudicados que antes de las elecciones, tuvieron que pedir socorro a la UE que se arrimó a la patria de Homero con la sierra mecánica que utilizan para los recortes y allá fue Troya, aunque sucediera en Atenas.

Conviene recordarlo, que luego pillan al personal en la inopia a la hora de votar, ejercicio que debiera servir para escoger a quien mejor nos pueda sacar de este apuro, en lugar de ir con la camiseta puesta en plan hooligans, que votamos como votamos y luego nos cabreamos con los que hemos escogido, lo que por mucho que moleste tiene su miga y también sus toneladas de incongruencia.

Hay quien está convencido, que las promesas de Podemos y PSOE van a sacarnos de este negro y profundo pozo, en el que por cierto nos metieron de hoz y coz los socialistas de los brotes verdes. Hay gente que no sé si cree o quiere creer que todo eso de subir el gasto público para terminar con las políticas de austeridad que nos imponen nuestras deudas, va a ser posible, porque se lo han jurado por la momia de Lenin unos y otros por el abrigo de Pablo Iglesias (el tipógrafo), que la pasta se la van a sacar a los ricos, lo que es más falso que un billete de tres euros marroquí.

Leer aquí el artículo completo

Miguel Rives Bernadas

Acerca del autor: Miguel Rives Bernadas

Poco que decir, pensionista, casado, dos hijos, hincha del RCD. Español. Muy, pero que muy catalán y consecuentemente muy, pero que muy español.

Me encanta leer, la buena comida y el baloncesto. No soy cocinillas pero me interesa mucho la cocina. Y para mi desgracia y sobre todo para la desgracia de mis amigos y lectores, tengo un blog en el que hablo habitualmente de política.

[td_block_11 custom_title=”Más de Miguel Rives” header_color=”#c6b600″ post_ids=”2625″ limit=”1″ ajax_pagination=”next_prev”]
[td_block_ad_box spot_id=”sidebar”]
La zurda española nos invita a un griego
Valora este artículo

Deja un comentario