Desde que comenzara la crisis económica a mediados de 2007, las Comunidades Autónomas no han dejado de crear nuevos impuestos, según dicen, para paliar la caída de la recaudación. Entre las CCAA que más impuestos nuevos han creado en estos años se encuentran Cataluña (de 7 a 13) y Andalucía (de 5 a 8). En total, las Autonomías controlan hasta 76 impuestos propios en la actualidad, por los 49 que eran a principios de la crisis. Solo dos CCAA no han aumentado el número de impuestos: la Comunidad de Madrid y la Región de Murcia.

Si un discurso ha sido predominante estos años de “recortes” e intervención estatal sin tapujos es que “el liberalismo nos invade” (o el neoliberalismo, como forma peyorativa de liberalismo). Así, no dudan en denominar como políticas económicas liberales a aumentar el gasto público, subir los impuestos y que aumente el déficit y la deuda pública. Nunca falla tampoco el denominar “liberal” al Banco Central Europeo, cayendo en el absurdo.

La realidad es bien diferente. En España no hay rastro de políticas liberales. Como pone de manifiesto el Informe sobre el Panorama de la Fiscalidad Autonómica y Foral, que realiza el Consejo General de Economistas, en España se legisla mucho, apreciándose un aumento considerable en los últimos años.

Según el propio informe, con datos del Ministerio de Hacienda, la recaudación tributaria de las CCAA bajó considerablemente entre el comienzo de la crisis y 2010 (de 82.700 millones a casi 65.800). En 2013 la película había cambiado y ya se recaudaba vía tributos más que al comienzo de la crisis. Entre IRPF, IVA e IIEE, las Autonomías recaudaban casi el 85% de sus ingresos tributarios en ese año.

Muchos dicen que “el liberalismo nos invade” pero eso es mentira. No se puede decir que haya liberalismo mientras aumentan los impuestos, se interviene más y los políticos siguen creando redes tributarias y legislativas que no dejan nada fuera de ellas. Lo que nos invade es el consenso socialdemócrata, el pensamiento único. El pensamiento de que gracias al Estado vivimos, comemos, nos vestimos y tenemos educación y sanidad. Como si el Estado fuera un ente mágico que nos da todo gratis y sin pedirnos nada a cambio. Muchos piensan así, son los idolatradores del Estado, como bien explica el profesor Huerta de Soto.

Acerca del autor: David Muñoz

David Muñoz Lagarejos (Madrid). Estudiante de Ciencias Políticas y Gestión Pública en la Universidad Rey Juan Carlos. Apasionado, además, de la Economía y la Historia. En constante movimiento en la batalla de las ideas, para dar a conocer la libertad, secuestrada por ideologías colectivistas. Quiero un mundo más libre, vacío de totalitarismos y de gente que impone sus ideas a los demás bajo la fuerza.

Blog personal

Más de David Muñoz

Sigue la dictadura

Ha muerto Fidel Castro, una de las figuras históricas del siglo XX y uno de los dictadores que más tiempo ha estado en el...

Anti-establishment

Podemos definir «establishment» como aquellos poderes políticos y económicos-financieros (élites) que mandan en sus respectivos países, o incluso en varios de ellos a la...

Podemos y el Frente Nacional, no tan diferentes

A principios de julio se celebró una conferencia de Pablo Iglesias, dentro de los cursos de verano de la Universidad Complutense de Madrid, en...
“Liberalismo que nos invade”: más impuestos
5 (100%) 1 vote

No hay comentarios

Deja un comentario