Opinión

Pobreza en Camboya y globalización

Juan Ramón Rallo
Juan Ramón Rallo

Los problemas generales y fundamentales de Camboya no son ni de distribución de la renta ni de explotación, sino de pobreza (acaso puedan ser problemas derivados de la pobreza). La renta per capita del país son 3.000 dólares: eso significa que, aunque ningún empresario obtuviera beneficios y todo el PIB se distribuyera igualitariamente entre todos los camboyanos, nadie ingresaría más de 3.000 dólares. La cuestión, pues, no es si la pobreza es algo horrible (que evidentemente lo es para todos) sino qué sistema nos permite reducirla lo más rápidamente posible para todos. Y, en este sentido, la globalización de los últimos diez años ha arrojado la mayor reducción de la tasa de pobreza en Camboya de toda su historia.

Cualquiera que critique la globalización debería explicarnos (y aportar evidencia al respecto) qué sistema alternativo puede sacar a más personas más rápidamente de la pobreza en todas las partes del mundo. Y si no lo hace, lo único que estará constatando es lo evidente: cuán dura es la pobreza; no cuán ineficiente es la globalización para acabar con ella de la forma más rápida que conocemos.

Artículo original

Compartir

Compartir

Juan Ramón Rallo
Juan Ramón Rallo