Cinco meses después del 26-J, los cuatro principales partidos han rendido cuentas sobre su compromiso de hacer campañas más austeras, con reducciones del gasto que ellos mismos cuantificaron, y el resultado es revelador.

Según los datos presupuestarios consolidados de cada uno de los partidos, Ciudadanos gastó un 63% más de lo que prometió, Podemos casi un 20% más y el PSOE, un 13,2%.

Podemos y Ciudadanos incrementaron el gasto, mientras que el PSOE no cumplió el recorte prometido pero gastó menos en la campaña electoral de junio que en la de diciembre.

Fue a mediados de mayo, cuando ante el fracaso de su intento de alcanzar un pacto para recortar el coste de la campaña electoral, cada partido adquirió su propio compromiso de austeridad, encabezados por el PP y el PSOE, que prometieron un recorte de gasto del 30 % respecto a la anterior campaña de diciembre de 2015.

Ciudadanos, por su parte, cifró el suyo en una horquilla de entre el 10% y el 15%, mientras que Podemos prometió que no gastaría más que en la campaña de diciembre.

Los datos de ejecución presupuestaria reflejan que el PP redujo sus gastos totales de campaña un 32%, mientras que el PSOE lo hizo un 16,8%.

Sin embargo, C’s incrementó su presupuesto total un 63% y un 76,8% los gastos por envíos electorales, mientras que Podemos gastó casi un 20% más en la campaña de junio que en la de diciembre e incrementó un 126,9 % su presupuesto para buzoneo.

El PP, que partía del presupuesto más alto en diciembre (18 millones de euros), fue el partido que más lo recortó: 5,77 millones de rebaja en junio respecto a diciembre, lo que supone un 32% menos, ligeramente por encima de su compromiso de recortar al menos un 30%.

Los socialistas, en cambio, prometieron un recorte del 30% (cuatro millones de euros) pero solo gastaron un 16,8 % menos (dos millones de recorte), al pasar de los 13,5 millones a los 11,2 millones de euros de presupuesto total ejecutado. En el caso del buzoneo, donde el PSOE hizo más hincapié prometiendo gastar un millón menos, el ahorro se quedó en 750.000 euros.

Podemos, que en la campaña del 26J gastó 3,5 millones de euros, frente a los 2,8 del 20D, aumentó cerca de 694.000 euros su gasto total y, en su caso, los gastos por envíos electorales fueron más del doble.

Ciudadanos, por su parte, pasó de los cuatro millones de gasto ordinario del 20D a 6,5 millones el 26J, un 63% más, y de los dos millones de gastos por envíos electorales a 3,5 millones.

NOTICIAS

Estonia, de miseria comunista a meca tecnológica de Europa

Cuando, en 1991, Estonia se convirtió en un país independiente, sus líderes políticos visualizaron el futuro en algo tan abstracto como la codificación y...

Trump desatado: “He heredado un desastre”

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha ofrecido este jueves su segunda rueda de prensa desde que llegó a la Casa Blanca, una comparecencia...

Estibadores: las claves del conflicto

El conflicto en el sector de la estiba en España está en su punto más álgido. Los puertos españoles están pendientes de un hilo...
Valora este artículo

No hay comentarios

Deja un comentario