Economía

Rejonazo fiscal de Pedro Sánchez al diésel

La voracidad fiscal del gobierno socialista de Pedro Sánchez no se ha hecho esperar, y como es habitual los que pagan las facturas de los políticos son los trabajadores y autónomos. En esta ocasión el Gobierno quiere incrementar el impuesto especial que grava el gasóleo, lo que implica que los vehículos con motor diésel pagarán 9,55 céntimos más por litro.

El Gobierno de Pedro Sánchez quiere reforzar y ampliar la fiscalidad mal llamada medioambiental, para que según fuentes socialistas se traduzca en una mayor recaudación y en más gasto contra el supuesto cambio climático. Una de las primeras medidas que quiere aprobar el Gobierno socialista es la equiparación de los impuestos del combustible diésel y de la gasolina.

Actualmente el impuesto especial de la gasolina es de 40,25 céntimos por litro, y el del gasóleo, de 30,7 céntimos. El Ejecutivo de Pedro Sánchez calcula que la subida del impuesto al combustible diésel supondría una recaudación adicional de 2.140 millones de euros si se hiciese de golpe, pero quiere hacerlo “de forma escalonada”, según fuentes cercanas a Teresa Ribera, ministra de Transición Ecológica.

Según fuentes socialistas “El primer año se recaudarían 600 millones de euros”, y cada año subirían los impuestos un poco más, de manera que la igualación se lograría “en menos de cuatro años”, aseguran las fuentes, que revelan que ya se ha creado un equipo de trabajo en el ministerio y que el Gobierno ya ha decidido dar el paso.

Compartir

Leer respuestas y comentar (0)
Compartir

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *