El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha urgido al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, a que envíe a la Agencia Tributaria antes del 30 de noviembre la carta para que no prescriba la aportación del 10 por ciento que tienen que hacer quienes se acogieron a la amnistía fiscal de 2012.

Se trata de una de las exigencias incluidas en el pacto de investidura, ha explicado el político socialdemócrata en un desayuno informativo, que, según ha dicho, permitiría a la hacienda pública recuperar entre mil millones de euros, de acuerdo con las cifras del Gobierno, o 2.800 según otros, “y así, a lo mejor, no hay que subir el IRPF u otros impuestos”.

Esa carta, de la que Ciudadanos no tiene constancia de que haya sido remitida a la Agencia Tributaria emplaza a que los acogidos a la amnistía fiscal de 2012 tributen al 10 por ciento establecido en aquella regularización extraordinaria y no al 3 por ciento.

“Si el Gobierno no cumple, al primero que defraudaría no sería a C’s, sino a los ciudadanos”, ha señalado Rivera, convencido de que el presidente Mariano Rajoy cumplirá con su palabra “básicamente” porque no tiene mayoría absoluta.

Valora este artículo

No hay comentarios

Deja un comentario