Los candidatos a la Casa Blanca, el republicano Donald Trump y la demócrata Hillary Clinton, han protagonizado este domingo dos jornadas maratonianas. A dos días de las elecciones presidenciales, los dos aspirantes, con agendas apretadísimas, han recorrido numerosos estados clave para intentar arrebatar votos electorales a su rival en los últimos instantes. Clinton ha viajado a Pensilvania, Ohio y Manchester mientras que el magnate ha centrado sus esfuerzos en el Medio Oeste.

La jornada de este domingo, además, ha estado marcada por la decisión del FBI, que ha resuelto que Clinton no debe ser procesada por el caso de los correos electrónicos. A pesar de la resolución, su contricante, Donald Trump, ha asegurado desde Michigan que la exsecretaria de Estado es culpable: “Ella lo sabe y el FBI también”.

Clinton a por Ohio de la mano de LeBron James

La demócrata no ha cambiado sus planes a pesar de la noticia y ha seguido su recorrido por Filadelfia (Pensilvania), Cleveland (Ohio) y Manchester (New Hampshire) en busca de asegurarse estados clave para obtener los 270 votos electorales que conceden la presidencia.

Tan solo dos días después de protagonizar un acto de campaña junto a la cantante Beyonce y a su marido Jay Z en Cleveland, Clinton ha vuelto la ciudad, sabedora de que los centros urbanos le pueden dar el estado de Ohio y sus 18 votos electorales que ahora se inclinan a favor de Trump.

Esta vez la demócrata ha tenido de telonero a un ídolo de masas en Cleveland, la estrella de la NBA y de los Clevelan Cavalliers, LeBron James. Durante el mitin, Clinton ha querido contrastar su visión “positiva” con la “oscura” de su rival, sin mencionar la polémica de los correos electrónicos que le ha perseguido durante toda la campaña.

“La rabia no es un plan”, ha asegurado Clinton, que ha dicho que entiende la frustración de algunos sectores de la población que recelan de la globalización y de los políticos, tras ver como desaparecen trabajos y aumenta la desigualdad económica.

Trump confía en dar la sorpresa en el Medio Oeste

Sin embargo, Trump sí ha sabido explotar esa frustración, especialmente entre la población de raza blanca de bajos estudios, algo que confía le pueda dar votantes que antes se declaraban demócratas entre la clase trabajadora de estados como Michigan, Minesota y Pensilvania.

Para ello, el magnate ha pasado la jornada en el Medio Oeste, donde confía en dar la sorpresa y arrebatar, además de Ohio (18 votos electorales), plazas de influencia demócrata como Michigan (16 votos electorales) y Minesota (10 votos electorales).

Conseguir el corazón del Medio Oeste, una región agrícola e industrial que está experimentando un rápido cambio demográfico con la llegada de hispanos más allá del sur, aumentaría mucho las opciones de Trump de ser presidente, ya que los datos de participación en el voto por adelantado le auguran una posible derrota en Nevada, Carolina del Norte y Florida.

Trump ha tenido la osadía de buscar votos en Michigan, un estado tradicionalmente demócrata, y ante una audiencia enardecida ha prometido que la investigación sobre el uso inapropiado de las comunicaciones oficiales de Clinton “no va a desaparecer”, mientras centenares de asistentes congregados en la localidad de Sterling Heights pedían prisión para su rival.

Obama reaparece en Florida

El presidente de EE.UU., Barack Obama, ha continuado este domingo con sus actos de apoyo a Hillary Clinton. Tras estar en Pensilvania y Carolina del Norte, en esta ocasión ha viajado hasta Florida, un estado determinante de cara a este martes, para pedir que sigua la racha de triunfos demócratas que él mismo inició en 2008. El objetivo, ha explicado, es evitar que Donald Trump, a quien considera “totalmente incompetente” para ser presidente, acabe con sus “principios”.

En un mitin en Kissimmee, en el centro del estado y donde no hay patrón definido del votante, Obama ha solicitado a los asistentes que vuelvan a hacer de Florida una región demócrata, tal y como hicieron en 2008 y 2012 cuando él se presentaba a presidente. Anteriormente, solo Bill Clinton en 1996 había logrado ganar en este estado, republicano desde 1976.

“Tiraremos por la ventana todo el progreso logrado si no ganamos estas elecciones y ganaremos estas elecciones si ganamos en Florida“, ha afirmado Obama, que ganó en ese estado por 0,9 puntos de margen gracias al masivo apoyo de hispanos y afroamericanos.

NOTICIAS

Estonia, de miseria comunista a meca tecnológica de Europa

Cuando, en 1991, Estonia se convirtió en un país independiente, sus líderes políticos visualizaron el futuro en algo tan abstracto como la codificación y...

Trump desatado: “He heredado un desastre”

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha ofrecido este jueves su segunda rueda de prensa desde que llegó a la Casa Blanca, una comparecencia...

Estibadores: las claves del conflicto

El conflicto en el sector de la estiba en España está en su punto más álgido. Los puertos españoles están pendientes de un hilo...

Ayer los mineros, hoy los estibadores y mañana… la quiebra

Estos días con la nueva reforma para liberalizar la actividad portuaria, los grupos de presión de turno están calentando motores. Primero habría que ver...

Sobre el liderazgo

Si hay algo que ha aportado munición a aquellos que se desgañitan contra el capitalismo es, sin duda, la pésima gestión, no solo a...
Valora este artículo

No hay comentarios

Deja un comentario