Tails, el sistema operativo amnésico, ha comenzado recientemente su campaña anual de recaudación de fondos.

Este sistema es una distribución de Linux especialmente diseñada para proteger la privacidad de sus usuarios frente a las herramientas de monitorización más comunes. Éste es un sistema live, por lo que se puede utilizar sin necesidad de instalarlo en el ordenador donde se usa. En la mayor parte de los equipos, basta con introducir el DVD de Tails en el ordenador y reiniciarlo, y Tails será arrancado en vez del sistema operativo habitual. Durante el apagado, toda la información sensible con la que el usuario haya estado trabajando será borrada, como si Tails jamás se hubiese ejecutado. Su uso está bien documentado en su página web y no altera en absoluto el comportamiento del sistema operativo habitual del ordenador.

El medio empleado por esta distribución para proteger la privacidad de sus usuarios consiste en redirigir el tráfico generado por los mismos a través de las redes anonimizadoras de Tor y, opcionalmente, I2P. Estas redes están constituidas por miles de nodos gestionados por voluntarios a lo largo y ancho del mundo, y están diseñadas para que la mayor parte de agentes maliciosos de Internet no puedan determinar el origen de una conexión. Dicho de forma simple, si empleas Tails para visitar un sitio web, a nadie le resultará fácil saber que eres tú quien se está conectando a esa página. El navegador web, el cliente de correo electrónico y las demás aplicaciones incluidas están particularmente configuradas para mayor seguridad y anonimato del usuario. También se incluyen programas para trabajar con Bitcoin, para chatear en tiempo real de forma segura, y para el cifrado de correos electrónicos.

Tails y las tecnologías en las que se basa son notorios por su amplio uso entre disidentes políticos, periodistas, confidentes y ciudadanos de países donde el uso de Internet está severamente censurado. Es utilizado particularmente por personas que tienen restringido el acceso por Internet a medios de comunicación digitales en el extrangero, como, por ejemplo, los ciudadanos chinos, ya que la red Tor es capaz de esquivar las restricciones habitualmente empleadas por los censores gubernamentales.

De acuerdo con el equipo detrás de esta distribución, Tails es utilizado por alrededor de 18000 personas al día. Debido a motivos técnicos y políticos, el software empleado es mayoritariamente software de código abierto y software libre, por lo que el total de su financiación depende de las aportaciones de sus donantes. La recaudación media anual desde 2014 asciende a los 210 000 dólares americanos, y los desarrolladores afirman que bastaría una donación de 12 dólares por usuario para cubrir las expectativas de la campaña de recaudación. Los datos concretos pueden consultarse en el apartado “¿Por qué necesitamos donaciones?” del sitio web.

Los periodistas Laura Poitras, Glenn Greenwald, y Barton Gellman han afirmado en repetidas ocasiones que Tails fue una herramienta clave para hacer públicas las revelaciones de Snowden. Los operadores del servicio de espionaje gubernamental XKeyScore clasifican este sistema operativo como una herramienta promocionada por extremistas.

Rubén LlorenteAcerca del autor: Rubén Llorente

Soy escritor, ingeniero y técnico informático.
Dirección de Bitmessage:
BM-2cW2L2JrWiGJdQttk2cTUeq9yYeaiBTyb1
Clave OpenPGP:
BB5A C2A2 2CAD ACB7 D50D C081 1DB9 6FC4 5AB7 92FA

 

Rubén Llorente

No tengas miedo de la ley si no tienes nada que esconder

Un argumento recurrente que tengo que aguantar con frecuencia es que, si no tienes nada que esconder, no tienes ningún motivo para ser cuidadoso...

Recuperando tu privacidad con Bitmessage

Es cada vez más complicado encontrar proveedores de servicios de email que son verdaderamente privados. Muchos grandes proveedores de servicios basan su modelo de...

Por qué los libros digitales no salvarán a los autores desconocidos

Antes de la aparición del libro electrónico, era prácticamente imposible para un autor desconocido conseguir que sus libros llegasen a los lectores. Tal proeza...
Valora este artículo

1 Comentario

  1. Es otra herramienta más para los que valoramos la libertad y la no intromisión de nadie en nuestra privacidad. Lo curioso es que los gobiernos “democráticos”cataloguen la herramienta como “de extremistas”…ja,ja, ja, se lo ponemos más difícil para que no puedan espiarnos con facilidad y eso les molesta. Sin embargo, esta misma herramienta se usa en paises de gobiernos totalitarios para preservar la intimidad y el acceso a las comunicaciones de los que no quieren ser controlados por esos gobiernos.
    Haced un donativo, la lucha por la libertad es cara y los Estados tienen mucho más poder económico que nosotros…pero menos imaginación

Deja un comentario